lunes, 29 de julio de 2019

Miguel ángel Asturias y su obra


Fuente de imagen: https://www.google.com



Miguel Ángel Asturias Rosales nació en la Ciudad de Guatemala, el 19 de octubre de 1899, fue un escritor, periodista y diplomático, contribuyó al desarrollo de la literatura latinoamericana, influyó en la cultura occidental y al mismo tiempo, llamó la atención sobre la importancia de las culturas indígenas, especialmente las de su país natal, Guatemala.

Aunque Asturias nació y se crió en Guatemala, vivió una parte importante de su vida adulta en el extranjero, durante su primera estancia en París, en la década de los años 1920, estudió antropología y mitología indígena. ​Algunos científicos lo consideran el primer novelista latinoamericano en mostrar cómo el estudio de la antropología y de la lingüística podía influir en la literatura. ​En París, Asturias también se asoció con el movimiento surrealista, se le atribuye la introducción de muchas características del estilo modernista en las letras latinoamericanas, como tal, fue un importante precursor del boom latinoamericano de los años 1960 y 1970.

En El Señor Presidente, una de sus novelas más famosas, Asturias describe la vida bajo la dictadura de Manuel Estrada Cabrera, quien gobernó en Guatemala entre 1898 y 1920. Su oposición pública lo llevó al exilio, por lo que tuvo que pasar gran parte de su vida en el extranjero, sobre todo en América del Sur y Europa.

La publicación de El señor presidente, que había iniciado en 1923, no sólo le lanzó a la fama mundial, sino que su literatura se vinculó a la defensa de los derechos de los más pobres, así como a la denuncia de sus necesidades. Eso explica, por ejemplo, que se le otorgara el Premio Lenin en 1966. Un año después, en 1967, Miguel Ángel Asturias obtuvo el Premio Nobel de Literatura, sin duda el galardón más prestigioso del universo de las letras. Fue también un estimable poeta y autor, entre otros, del espléndido libro de relatos Hombres de Maíz, Leyendas de Guatemala, El espejo de Lida Sal, Los Ojos de los Enterrados, Viernes de Dolores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario