lunes, 24 de junio de 2019

Educación emocional




Fuente de imagen: https: https://www.google.com



La educación emocional es un proceso educativo, continuo y permanente, puesto que debe estar presente a lo largo de todo el currículum académico y en la formación permanente. A lo largo de toda la vida se pueden producir conflictos que afectan al estado emocional y que requieren una atención psicopedagógica.

Es necesario en primer lugar conocer e identificar cada una de nuestras emociones, para poder profundizar aún más sobre lo que es la educación emocional. El proceso de reconocer las emociones es de gran importancia para procurarnos una calidad de vida saludable, sobre todo en términos de salud mental, cuando somos capaces de reconocer las emociones ajenas y propias, nos angustiamos menos.

Existen personas a las cuales se les da bien el proceso de reconocer las emociones, otros por el contrario necesitan aprender a hacerlo esforzándose más en ello, pero eso no significa que sean incapaces de dominar esta habilidad psicológica.

Según Daniel Goleman ´´la inteligencia emocional es la capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de automotivarnos, y de manejar de manera positiva nuestras emociones, sobre todo aquellas que tienen que ver con nuestras relaciones humanas´´.

La inteligencia emocional es para él una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc, que configuran rasgos de carácter, como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Para tomar conciencia sobre la educación emocional es necesario lo siguiente:
·         La inteligencia emocional empieza con la conciencia de uno mismo y también con la conciencia social, es decir, cuando somos capaces de reconocer las emociones en todo lo que nos rodea.

·         Asimismo, supone entender que gran parte de nuestros comportamientos y decisiones se basan en emociones. El ser humano es una criatura emocional que un buen día aprendió a pensar y a razonar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario