lunes, 4 de febrero de 2019

LOS VALORES








Somos seres que vivimos dentro de una sociedad, en donde el colectivo humano fluye con mucha rapidez, pertenecemos a una determinada familia o institución, estamos dotados con cualidades totalmente diferentes.
Hemos sido educados y formados, en culturas distintas en algunos casos, por ende, cada sujeto responde según su época y el contexto en donde ha crecido.
Es importante destacar algunos valores, que como humanos debemos ir cultivando con mayor intensidad y practicando con mayor frecuencia:
Ø  El respeto.
Ø  La tolerancia.
Ø  La sinceridad.
Ø  La puntualidad.
Ø  La honestidad.
Ø  La solidaridad.
Ø  El agradecimiento.
Ø  La humildad.
Ø  La prudencia.
Estos son algunos valores que debemos poner en práctica con mayor frecuencia, independientemente en el lugar que nos encontremos.
Como seres sociables que somos por naturaleza, debemos ser conscientes de la importancia de cada uno de estos valores, ya que deben formar parte de nuestra personalidad y de nuestro diario vivir.
Es necesario que, desde las familias, las empresas y los diferentes centros de educativos se promuevan este tipo de valores, ya que estamos en una época en donde poco a poco se van perdiendo, dejando como resultado una total deshumanización.
Cuando una persona deja de poner en práctica los valores pierde la sensibilidad e irrumpe en la armonización y el equilibrio del ser humano.
Para poder potenciar aún más los valores en nuestra vida, es preciso conocer y comentar sobre algunos antivalores:
Ø  El egoísmo.
Ø  La discriminación.
Ø  La imprudencia.
Ø  Impuntualidad.
Ø  La indiferencia.
Ø  La mentira.
Ø  La intolerancia.
Ø  El odio.
Estos antivalores son los que están afectando negativamente en las relaciones interpersonales y están llevando a la sociedad a un total individualismo.
Es necesario tomar consciencia y empezar a dar cambios en nuestra vida, ser promotores de valores para colaborar y con ello formar una sociedad en donde se pueda vivir en verdadera comunión y fraternidad.
Como promotores de valores, es necesario tomar en cuenta lo siguiente:
Ø  ¿Con que actitud asumo los valores en mi vida?
Ø  ¿Soy consciente de los antivalores que me afectan?
Ø  ¿Cómo potencio cada uno de los valores?
Somos seres que vivimos dentro de una sociedad, en donde el colectivo humano fluye con mucha rapidez, pertenecemos a una determinada familia o institución, estamos dotados con cualidades totalmente diferentes.
Hemos sido educados y formados, en culturas distintas en algunos casos, por ende, cada sujeto responde según su época y el contexto en donde ha crecido.
Es importante destacar algunos valores, que como humanos debemos ir cultivando con mayor intensidad y practicando con mayor frecuencia:
Ø  El respeto.
Ø  La tolerancia.
Ø  La sinceridad.
Ø  La puntualidad.
Ø  La honestidad.
Ø  La solidaridad.
Ø  El agradecimiento.
Ø  La humildad.
Ø  La prudencia.
Estos son algunos valores que debemos poner en práctica con mayor frecuencia, independientemente en el lugar que nos encontremos.
Como seres sociables que somos por naturaleza, debemos ser conscientes de la importancia de cada uno de estos valores, ya que deben formar parte de nuestra personalidad y de nuestro diario vivir.
Es necesario que, desde las familias, las empresas y los diferentes centros de educativos se promuevan este tipo de valores, ya que estamos en una época en donde poco a poco se van perdiendo, dejando como resultado una total deshumanización.
Cuando una persona deja de poner en práctica los valores pierde la sensibilidad e irrumpe en la armonización y el equilibrio del ser humano.
Para poder potenciar aún más los valores en nuestra vida, es preciso conocer y comentar sobre algunos antivalores:
Ø  El egoísmo.
Ø  La discriminación.
Ø  La imprudencia.
Ø  Impuntualidad.
Ø  La indiferencia.
Ø  La mentira.
Ø  La intolerancia.
Ø  El odio.
Estos antivalores son los que están afectando negativamente en las relaciones interpersonales y están llevando a la sociedad a un total individualismo.
Es necesario tomar consciencia y empezar a dar cambios en nuestra vida, ser promotores de valores para colaborar y con ello formar una sociedad en donde se pueda vivir en verdadera comunión y fraternidad.
Como promotores de valores, es necesario tomar en cuenta lo siguiente:
Ø  ¿Con que actitud asumo los valores en mi vida?
Ø  ¿Soy consciente de los antivalores que me afectan?
Ø  ¿Cómo potencio cada uno de los valores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario