lunes, 14 de enero de 2019

Iniciando el año con nuevas oportunidades




Fuente de imagen: https://www.google.com

Después de unas vacaciones, estamos iniciando un nuevo año escolar, en donde se presentan nuevos retos como padres de familia, hijos y  docentes, pero como diría Paulo Freire ¨La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor¨, y este amor es el que mueve a todos los docentes, para poder transmitir todos sus conocimientos a los niños y jóvenes que asisten a los diferentes establecimientos educativos.

Por lo general al inicio del año escolar, el docente en cada establecimiento educativo inicia con una dinámica de presentación o de integración, ya que en determinadas ocasiones se presentan estudiantes que provienen de otros establecimientos educativos, o el grupo de estudiantes es nuevo para el docente, independientemente cuales sean las causas, es necesario hacer dinámicas de presentación o de integración.

En muchas ocasiones las dinámicas de presentación son vistas únicamente como un elemento en donde lo que se busca es, conocer el nombre de cada alumno y memorizarlo, pero realmente cuando la dinámica es muy corta y no es bien preparada, no tendrá en cada integrante ninguna trascendencia.

Estas dinámicas de presentación se dan en base a diferentes juegos, sirven para romper el hielo dentro de un grupo y así fomentar la fluidez de palabras, también las interrelaciones personales, para generar un ambiente de confianza y armonía.

Uno de los objetivos que deben predominar al momento de realizar las dinámicas de presentación es, buscar datos relevantes que ayuden a conocer un poco más a cada integrante y con ello tener una mejor perspectiva a nivel grupal.  
     
Las dinámicas de presentación favorecen al docente y también a los estudiantes, ya que dan una idea más clara sobre la personalidad de cada uno de los participantes y de esta manera se logra conocer a cada uno de ellos un poco más a fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario