lunes, 14 de mayo de 2018

La elección de carrera


Fuente de la imagen: https://orientacionparatodos.wordpress.com/

Los últimos años de la educación secundaria representan una gran carga de estrés para los estudiantes que desean estudiar una carrera universitaria. Muchas veces, a edades muy tempranas, se ven sometidos a una de las decisiones más importantes de su vida. Durante un intervalo de tiempo reducido, los estudiantes deben elegir la carrera que estudiarán y, en muchas ocasiones, que los acompañará por mucho tiempo.

Sin duda, la elección de carrera universitaria es algo serio. Algo que no puede ser relegado a un segundo plano ni tomado a la ligera. Casi siempre la decisión se ve influida por una serie de factores que no responden a los intereses del estudiante. Te dejamos aquí algunos de ellos para identificarlos y tratar de aislarlos:

Las pruebas de orientación vocacional

Muchas instituciones realizan este tipo de evaluaciones para ayudar a los estudiantes a vincular sus intereses con sus habilidades, para evaluar sus opciones. De acuerdo con los resultados, se obtiene un perfil de los intereses y  habilidades, y las áreas ocupacionales que mejor se relacionan con esas características. A pesar de que los resultados pueden ser muy positivos, es preciso tener en cuenta que este tipo de pruebas no deben ser consideradas como determinantes para escoger una carrera universitaria.

Fuente de la imagen: https://psicologiayempresa.com

El miedo al fracaso

Otro elemento que muchas veces hace ruido en este tipo de elecciones es el temor al fracaso. Sobre todo porque las nociones de éxito y fracaso se asocian al bienestar económico. En el momento de elegir la carrera, se está eligiendo también el futuro. Así que vale la pena no prestarle atención únicamente a las posibilidades de acceder al éxito económico, pues la felicidad no depende de eso únicamente, sino del ejercicio de un trabajo que realice a la persona en sus aspiraciones.

Fuente de la imagen: http://www.casasenit.com.mx

La presión familiar

Hay muchas tradiciones familiares muy fuertes que pueden ejercer cierta influencia en los estudiantes a la hora de escoger su carrera. Una familia de médicos que sigue un patrón de varias generaciones puede presionar a sus hijos o hijas para que estudien medicina, por ejemplo. Muchas veces este tipo de presiones son muy grandes, y pueden abrumar a las personas que se enfrentan a la decisión. Siempre es preciso tener en cuenta que se trata de una decisión personal, que compromete el tiempo y la vida de quien la está tomando.

La palabra vocación viene del latín vocare, que significa “llamar”. Su origen es cristiano, pues hacía referencia al “llamado de Dios”. Según esta creencia, cada persona tiene un conjunto de dones y cualidades por los que es llamado a servir en la vida y llegar a la santidad. No es complejo trasladar esta metáfora al plano de la elección de carrera, y de hecho, podemos entender con la gravedad cristiana ese llamado con que definimos el proyecto de vida.  Por eso la importancia de brindar todo el apoyo y el acompañamiento a los estudiantes en este proceso.

Les dejamos este video sobre el tema.



No hay comentarios:

Publicar un comentario