lunes, 2 de abril de 2018

Mercados estacionales


Fuente de la imagen: https://esbolsa.com

Si tenemos un negocio o una empresa, es indispensable conocer el segmento de mercado al que nos dirigimos: estudiar sus tendencias y sus necesidades. Si bien es cierto que el mercado es impredecible, y que su conducta obedece a una gran cantidad de factores, es posible observar tendencias y prepararnos para afrontar crisis o periodos con altos volúmenes de ventas.

Para determinar la existencia de un mercado estacional, basta con analizar las tendencias de ventas en periodos de tiempo similares. Un ejemplo fácil de observar son los mercados de verano, por ejemplo, en los que incrementa drásticamente la venta de trajes de baño, bloqueadores solares, hielo o bebidas frías. De igual forma, a principios de año se incrementan las ventas de útiles escolares, uniformes, zapatos deportivos, entre otros.


La estacionalidad está relacionada con celebraciones en temporadas determinadas. Generalmente, el periodo de estacionalidad de ventas alto dura poco tiempo y el periodo inactivo suele ser más largo. Si el producto de nuestro negocio depende en gran medida de este tipo de tendencias, es recomendable utilizar los periodos inactivos para seguir estudiando el mercado. También es recomendable no perder la calma con un volumen de ventas muy bajo, y no abusar de las promociones para que el producto no pierda el valor real. Durante los periodos activos, se precisa de mucha creatividad y de mantener el volumen de producción a la altura de las demandas requeridas. Muchas veces el flujo de efectivo generado en este periodo será útil para el resto del año.

¿Alguna vez te has puesto a analizar el comportamiento de ventas de tu organización en un periodo de tiempo similar? Si no, te invitamos a que lo hagas. A lo mejor el segmento al que te diriges sea estacional y te puedan servir las herramientas para analizar este tipo de tendencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario