lunes, 19 de marzo de 2018

Los juegos que antes jugábamos


¿Qué juegos jugaban en su niñez? ¿Y en la adolescencia? Las generaciones anteriores a las que hoy conocemos en las aulas se han caracterizado por el gusto por la actividad física como principal medio de recreación. Tanto que hoy es posible recordar con nostalgia la sorpresa que nos provocaba descubrir el escondite de compañero, o la euforia con que los policías perseguían a los ladrones en los patios de las escuelas o los institutos.

 Fuente de la imagen: https://articulo.mercadolibre.com.mx



Además de estos juegos, había otros que promovían la actividad manual. Los yaxs, el trompo, el yoyo, las canicas y los tazos son objetos que hoy identifican a una generación que creció con el lento proceso de asimilación de la pantalla.

Las condiciones actuales del desarrollo tecnológico han involucrado al mundo de los juegos el desarrollo de otras competencias, relacionada con realidades virtuales. Eso no es malo, pues no podemos quedarnos con la nostalgia de un tiempo pasado y mejor. Pero vale la pena hacer un llamado al recuerdo sobre el gozo que en tantas personas provocaron el escondite, la tenta, el chiviricuarta, el arrancacebollas o los policías y ladrones.




Julio Cortázar decía atinadamente que el juego es algo que está íntimamente ligado con la vida. No solo los humanos juegan, los seres vivos en general se divierten entre sí. Aprenden a vivir mediante esos simulacros lúdicos de la vida que son los juegos. Por eso son tan importantes los espacios de recreación en las escuelas y los colegios. Las risas y los gritos de niños jugando en los recesos son la música que mejor identifica instituciones saludables, con alumnos motivados y felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario