lunes, 26 de marzo de 2018

Causas naturales de Claudia Hernández



Fuente de la imagen: https://www.casadellibro.com/

Imaginen una casa con ciertas habitaciones misteriosas de las que, si se sale a destiempo, es imposible salir aunque las puertas se abran. Ahora, imaginen un grupo de hermanas que juega en estas habitaciones a diario, atraídas por el encanto del misterio. Luego de un tiempo, una de ellas se queda dentro para acompañar a su gato. Era imposible que saliera. Sus compañeras de juego la visitan a diario y después de unos años, se percatan de que dentro de las habitaciones interiores, su hermana no envejecía.

Pareciera la descripción de una pesadilla. Y talvez lo sea. Se trata de un fragmento del primer relato de Causas naturales, de la salvadoreña Claudia Hernández, publicado por editorial Santillana en 2013. Los relatos incluidos en esta colección exploran el miedo en muchas de sus dimensiones a través de una narrativa limpia con cierto aire de inocencia, incluso ingenuidad.

¿Qué ocultaba aquella habitación misteriosa de la que eventualmente era imposible salir? Una característica de este y de los demás relatos del libro es esa cualidad de dejar en el aire una pregunta sin responder. O una pregunta cuyas respuestas pueden articular una amplia cantidad de interpretaciones posibles. Los cuentos están construidos sobre la imaginación y la ambigüedad de los significados posibles. De esta manera, hacen que el lector participe de un juego en el que se puede percatar claramente de que el cuento ha terminado, pero no puede saber por qué.


En otro de los cuentos, el niño que funge como narrador describe su relación con su hermano muerto, que existe en una fotografía en la sala de su casa y que lo convence de salir a la calle para ser atropellado por un automóvil, en medio del duelo inconcluso de su madre.

A través del misterio, Hernández nos hace confiar en una voz narrativa que nunca nos revela todo lo que necesitamos para comprender el relato, pero que nos revela todo lo que sabe. Sobre esta técnica, construyó un libro de cuentos delicado y cautivador. Cada uno de los textos atrapa, envuelve al lector con una narración inteligente y precisa, de forma que es imposible no terminarlo. Recomendamos con mucho entusiasmo este libro como una de las propuestas narrativas de autoras jóvenes más interesantes de Centroamérica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario