lunes, 1 de enero de 2018

La cuesta de enero

Fuente de la imagen: www.radio16.com

Comenzó el año y con él, comenzó el nuevo ciclo escolar. Para muchas personas esta época es temida por un fenómeno que se replica en diversas circunstancias: la cuesta de enero.

Muchas veces, el aguinaldo o los bonos que recibimos a fin de año no sobreviven a los festejos. Si a este factor le sumamos la compra de uniformes escolares, las listas de útiles, las inscripciones y o los gastos por trámites, enero representa una gran cantidad de dificultades para comenzar el año. Sobre todo en el aspecto económico. Además, el tránsito generalmente se intensifica por la incorporación de los estudiantes y de nuevos conductores que usan la infraestructura vial.

Muchas veces se suman a la cuesta de enero otros factores, como el incremento en tasas impositivas, cuotas o contratos hechos para el año: alquileres, colegiaturas, gimnasio, etcétera.


En realidad estas dificultades se dan mientras hacemos un reacomodo de nuestras finanzas individuales o familiares. Muchos de los compromisos económicos y los hábitos que adquirimos en enero permanecen hasta que el año finaliza. Una de las recomendaciones más prudentes para reorganizar los gastos del año es hacer presupuestos, anuales y mensuales. Cotejar bien de cuánto son nuestros ingresos y cómo responden a las demandas del nuevo ciclo. Verificar qué posibilidades hay de ahorrar, entre otras.


Es cierto que los nuevos comienzos son muchas veces difíciles, pero también hay que verlos como el inicio de un nuevo ciclo de posibilidades. Las decisiones que tomemos este mes muchas veces son cruciales y determinan el comportamiento de nuestras finanzas durante el año. De parte de Zantmaró Ediciones, esperamos que en 2018 cumplan con los objetivos y metas que se han propuesto. Les dejamos un video con algunas recomendaciones para vencer la cuesta de enero, y aunque muchas están enfocadas a reducir gastos en diciembre, algunas aún pueden ayudarte para superar este problema y para que el fenómeno no se replique el otro año. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario