lunes, 16 de octubre de 2017

Exámenes finales

 Fuente de la imagen: http://www.ceitfrd.com/

A lo largo de la historia, las evaluaciones finales han sido famosas por su dificultad y su carácter definitivo respecto a la aprobación o reprobación de los estudiantes para los ciclos escolares correspondientes.

El experto en educación, Jessie Álvarez, menciona que existen varios tipos de evaluación: las evaluaciones diagnósticas, las formativas y las sumativas. Las diagnósticas ayudan a los profesores a verificar la formación previa de los alumnos en los temas relacionados con el curso, las formativas, como su nombre lo indica, se realizan durante los diferentes periodos del ciclo, y ayudan a los profesores a preparar su planificación y verificar el cumplimiento del aprendizaje conforme este se desarrolla. Estos dos tipos de evaluación son de mucha utilidad para que los profesores preparen su planificación del curso y desarrollen al máximo las capacidades y competencias de los alumnos.

Finalmente, las evaluaciones sumativas son las que se realizan al final del periodo, cuando ya se ha cerrado un ciclo de temas determinados. Su desventaja es que no permiten tomar una acción para corregir y modelar la planificación, sino que tienen un carácter definitorio, que muchas veces es entendido como una forma de represión contra los estudiantes. Muchas veces estas evaluaciones tienen un carácter memorístico, que no es relevante para la consecución de un aprendizaje significativo.

Fuente de la imagen: http://www.udg.mx/

Por eso, muchas instituciones educativas han optado por suprimir las evaluaciones sumativas de sus programas de estudio. Esta supresión tiene ventajas y desventajas. Una ventaja, por ejemplo, es que el aprendizaje es más dinámico y se da más eficientemente cuando se trasciende el nivel de la memoria. Una de las desventajas es que al ingresar a una institución de educación superior, los estudiantes deben enfrentarse a evaluaciones sumativas, y no están preparados para manejar el estrés que implica este tipo de exámenes.

Independientemente de la modalidad de la institución educativa, en Zantmaró Edicioens recomendamos que se considere la evaluación como una forma de retroalimentación y aprendizaje continua, y no condenatoria.

Por otro lado, les deseamos un feliz final de ciclo escolar. Les recomendamos revisar las diferentes entradas sobre técnicas de concentración y estudio que hemos publicado a lo largo del año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario