lunes, 4 de septiembre de 2017

Literatura guatemalteca (I)

En el festival Pulso Volcánico celebrado en la ciudad de Antigua Guatemala, en el marco de un conversatorio sobre literatura guatemalteca contemporánea, la escritora y poeta Vania Vargas enfatizó en la importancia que para la literatura actual tienen los nombres de Eduardo Juárez, Arnoldo Gálvez Suárez, Eduardo Halfon y Víctor Muñoz. Sus libros funcionan como un panóptico de la sociedad guatemalteca actual. En Zantmaró Ediciones habíamos reseñado libros de dos de estos cuatro autores.


Arnoldo Gálvez y Víctor Muñoz hacen una aproximación interesante a la clase media urbana. Sus conflictos y las herencias que guardan de la época de la guerra. Eduardo Juárez realiza un descenso a las áreas más desfavorecidas de la sociedad, que dan cabida a personajes de lo más hostiles y marginales. Por último, Eduardo Halfon realiza, a vuelo de pájaro, una aproximación de las clases acomodadas.

Eduardo Juárez:

Fuente de la imagen: http://lahora.gt

Los textos narrativos de Eduardo Juárez son una aproximación a la violencia y a la hostilidad de los universos subalternos de Guatemala. Sus libros desarrollan sus historias en los espacios y ambientes más sórdidos que hay en el país. Sus personajes suelen ser delincuentes, drogadictos, alcohólicos, brochas, prostitutas. Todos muestran el rostro más hostil de las relaciones humanas, con una buena dosis de humor narrativo.

Su primer libro, Mariposas del vértigo, fue publicado por Editorial Letra Negra en 2005 y desde entonces, nutrió su creación literaria con otros títulos como Serenatas al hastío (2007), Exposición de atrocidades (2010) y la novela Retrato de borracho con país (2012).

Conoce aquí el trabajo de este autor, que además es fotógrafo y publica periódicamente en Nómada.

Arnoldo Gálvez Suárez

Fuente de la imagen: wikiguate.com.gt

Hace unos meses, sobre Arnoldo Gálvez habíamos reseñado la novela Puente adentro. Una de las principales características de este autor es que posee un dominio milimétrico del arte narrativo. Sus historias, además de ser sumamente atractivas, están muy bien escritas. Su estilo es irónico, sagaz e inteligente. Sus personajes, por lo general de clase media, enfrentan los problemas con los que se encuentra el lector común: el tedio, la infidelidad, la holgazanería, el desamor, el miedo… en este desierto de emociones infructuosas, surge, repentinamente, la historia.

Además de sus frecuentes contribuciones periodísticas para algunos medios, el autor ha publicado los libros El tercer perfil (2005), Los jueces (2009), La palabra cementerio (2013) y Puente adentro (Premio BAM Letras en 2015).

Eduardo Halfon

Fuente de la imagen: https://iletradoperocuerdo.com

En el blog de Zantmaró Ediciones también habíamos reseñado un libro de Eduardo Halfon. Halfon es un autor de antepasados judíos, que se formó bajo los preceptos de esa religión en un país católico. Su obra narrativa realiza, en muchos casos, concienzudas aproximaciones a la clase alta de la sociedad guatemalteca. Casi siempre tiene un tono reflexivo que gira en torno a la literatura, la soledad y la migración. Muchas veces, sus temas son académicos. Ha publicado con editoriales muy prestigiosas en España y su obra ha sido traducida a diversos idiomas, lo que lo convierte en uno de los autores guatemaltecos más reconocidos en el extranjero actualmente.

Entre sus obras más famosas El ángel literario (Anagrama, 2004), Siete minutos de desasosiego (Panamericana Editorial, 2007), El boxeador polaco (Pre-Textos, 2008), La pirueta (Pre-Textos, 2010, premio de novela corta José María de Pereda en 2009), Signor Hoffman (Libros del Asteroide, 2015 y premio hispanoamericano de cuento Gabriel García Márquez, 2016). Este año publicó Clases de chapín con el sello Fulgencio Pimentel y la editorial Jekyll & Jill reeditó Saturno.

Para conocer más sobre Eduardo Halfon, puedes leer la entrevista que la revista El Cultural le hizo este año aquí.

Víctor Muñoz

Fuente de la imagen: https://www.sdpnoticias.com

Recientemente (en 2013), Víctor Muñoz fue galardonado con el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias. Según Vania Vargas, “con un lenguaje vernáculo, coloquial, y sin malabares estructurales, ha logrado esbozar la vida de la clase media guatemalteca e invitar a la sensibilidad y el  asombro...”. Sus historias se caracterizan por una modulación muy cuidada de la ironía y del humor narrativo.

La reina ingrata (Santillana, 2016) es uno de los libros más recientes de este escritor. Recientemente se ha reeditado el título Instructivo breve para matar al perro y otros relatos sobre la atribulada vida de Bernardo Santos, que se publicó originalmente en 1985 y fue reeditado por Editorial Palo de Hormigo en 2007. Puedes leer más sobre este escritor en este artículo, publicado en la Revista D de Prensa Libre, con motivo de la concesión del Premio Nacional de Literatura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario