viernes, 30 de junio de 2017

Agenda cultural de julio


Fuente de la imagen: https://www.facebook.com/Filgua

Definitivamente, julio será un mes intenso en cuanto a actividades culturales relacionadas con la literatura. Por un lado está el desarrollo de la XIV Feria Internacional del Libro en Guatemala (Filgua), cuyo tema este año será “El mundo de Asturias”, en conmemoración de los cincuentaaños de la entrega del premio Nobel. Filgua es el evento literario más grande que se organiza en Guatemala, y contará con la presencia de una gran cantidad de invitados nacionales e internacionales. La feria se desarrollará del 13 al 23 de julio en el Centro Comercial Forum Majadas.

Por otro lado, y antes de que inicie Filgua, se desarrollará la primera fase del festival Pulso Volcánico, organizado dentro del marco del proyecto Antigua Viva. Este festival se llevará a cabo en la Antigua Guatemala, en diferentes sedes, e incluye un total de dieciocho días de actividades relacionadas con la literatura. El festival fue pensado para fomentar las actividades artísticas del municipio, y para visibilizar la Antigua como un punto de diálogo cultural. A diferencia de Filgua, Pulso volcánico tendrá un alcance nacional y en su desarrollo participarán muchos escritores y escritoras de reconocido prestigio en el país. También habrá invitados internacionales. El festival se desarrollará en dos fases para no coincidir con los horarios de Filgua. Habrá una gran cantidad de talleres (guion cinematográfico, cómic, encuadernación), se proyectará una película a la semana y se realizarán pregones poéticos por los principales parques de la ciudad colonial, los domingos.


Por esta y muchas razones, no puedes perderte de las actividades culturales que están programadas para julio. Si vives cerca de la Ciudad Capital o de la Antigua, no hay excusas para que dejes de asistir. A continuación pegamos el programa de Pulso Volcáncio, que se inaugura mañana, sábado 1 de julio con un conversatorio sobre la dirección de la literatura guatemalteca actual, en el Real Palacio de los Capitanes, a las 19:00 horas. No faltes.


Fuente de las imágenes: Antigua Viva

domingo, 25 de junio de 2017

Feliz día del maestro

Fuente de la imagen: https://definicion.mx

Trabajar en educación representa un privilegio y la vez, un desafío. La docencia, en cualquier nivel, es una digna y apasionante carrera. Lejos de cualquier idealización del trabajo docente, la educación es un elemento fundamental para el funcionamiento de cualquier sociedad. Es por eso que hoy en Guatemala celebramos el día del maestro, y nosotros, en Zantmaró Ediciones, participamos de esta celebración y felicitamos a un gremio que está directamente relacionado con nuestro trabajo editorial.

La celebración de esta fecha en nuestro país tuvo su origen en 1944. El gremio magisterial, además de aportar a la construcción de una sociedad más justa y libre mediante la docencia, ha participado también activamente en las luchas sociales por mejorar las condiciones de vida de los guatemaltecos. El 25 de junio de 1944, la maestra María Chinchilla fue asesinada en una manifestación de duelo colectivo por la represión estatal, en la que participaron maestros, estudiantes y la sociedad civil, en general. El motivo de la manifestación se dio dentro de la coyuntura provocada por el descontento generalizado ante la dictadura de Jorge Ubico, quien ostentaba el poder desde 1931. En octubre de ese mismo año, una de las revoluciones más importantes y auténticas para América Latina derrocaría al dictador. 

María Chinchilla. Fuente de la imagen: https://es.wikipedia.org

Así que celebrar el día del maestro es también un acto de memoria a través del cual recordamos este papel, tan activo, que el magisterio ha jugado en las luchas sociales de Guatemala. La celebración también es un motivo para reivindicar la carrera magisterial, que de forma abnegada e ininterrumpida, continúa con su labor esencial: formar y educar a las generaciones para el futuro.

De parte de Zantmaró Ediciones, les deseamos a nuestros maestros lectores, y al gremio magisterial en general, una felicitación en este día. 


sábado, 17 de junio de 2017

Kaddish por el hijo no nacido de Imre Kertész

Fuente de la imagen: www.acantilado.es

El escritor húngaro Imré Kertész es uno de los premios Nobel más interesante de los últimos años. Judío, padeció en carne propia el infierno de los campos de concentración durante la Segunda Guerra, y buena parte de su obra examina las consecuencias de esta experiencia trágica.

Kaddish por el hijo no nacido es uno de sus últimos libros, escrito en 1990 y traducido por primera vez al español 17 años después. Se trata de la dolorosa reflexión, con fuertes resonancias autobiográficas, de un hombre que se ha negado la paternidad. La obra parte de un momento en el que esa posibilidad ha dejado de ser viable: una madurez que intuye ya el final de la vida. Es entonces cuando el escritor, que ha ganado una breve residencia para escritores en un lugar tranquilo, reflexiona sobre su vida, sus relaciones y su paternidad reprimida. Es en ese momento cuando el filósofo Obláth hace una pregunta inoportuna a B, el protagonista, sobre su familia. La respuesta de esta pregunta es la que da pie a la historia, a través de la cual, piensa también sobre su humanidad y sobre la humanidad en general, sobre la imposibilidad y la negación a reproducirse en un mundo sin esperanzas:

“¡No!, dije enseguida, en el acto, sin titubear y de manera como quien dice instintiva, porque entretanto ya resulta del todo natural que nuestros instintos trabajen contra nuestros instintos, que, por así decirlo, nuestros constrainstintos trabajen en vez de nuestros instintos y que incluso ocupen su lugar (…)”.
Imrre Kertész. Kaddish  por el hijo no nacido.
Estilísticamente, la obra es muy singular, compuesta por oraciones largas con escasa puntuación. Su lectura es similar a la de los experimentos del fluir libre del inconsciente. Pero no es este el principal valor del libro, sino el profundo sentimiento de dolor que invade al lector al asistir a esta reflexión, casi la última, en la vida del artista. El Kaddish es un vocablo que proviene del hebreo, y se trata de uno de los rezos más importantes de la religión judía, que invoca a Dios para que acelere la venida del Mesías.


Kaddish por el hijo no nacido es la pieza final que cierra una imponente trilogía en la que Kertész trata el tema de la ausencia del destino en la civilización occidental. Los otros dos libros de este conjunto son Sin destino, en el que narra su experiencia en los campos de concentración, y Fiasco

lunes, 12 de junio de 2017

El hombre que calculaba

Fuente de la imagen: https://books.google.com.gt


El escritor brasileño Julio César de Mello e Souza utilizó el seudónimo árabe de Malba Tahán para publicar su libro más famoso: El hombre que calculaba. Además de este libro, publicó con ese nombre otra gran cantidad de textos (más de un centenar) de gran diversidad. Malba Tahán no solo es un seudónimo de Julio César de Mello, sino también un personaje ficticio, musulmán, que vivió en Bagdad en el siglo XIV.

El hombre que calculaba relata las emocionantes historias de Beremís Samir, un prodigioso matemático a quien el narrador del libro encuentra por casualidad, mientras pronunciaba cifras exorbitantes en voz alta por el camino de Bagdad, “la Perla de Oriente”. A partir de ahí, lo acompaña en su viaje y se vuelve un inseparable amigo del narrador. En su viaje, Beremís, “el Hombre que Calculaba”, resuelve una gran cantidad de problemas de cálculo y matemáticas que se encuentran en su camino y su destino. La emoción de la aventura del viaje y la gravedad de los problemas le dan al personaje un matiz casi heroico.



De una forma muy amena, el libro describe una serie de curiosidades sobre la aritmética. Por ejemplo, el concepto de los números perfectos, aquellos cuyos divisores enteros suman el número tal cual (el número 28, o el 496, por ejemplo), o el juego de escribir la mayor cantidad de números posibles utilizando cuatro números cuatro, o el juego de los cuadrados hipergónicos: aquellos que al sumar los números que los componen, en cualquier dirección, suman el mismo número.


El hombre que calculaba es un libro que deconstruye el paradigma de las matemáticas como una asignatura tediosa y complicada. A la vez, es un excelente texto que puede servir como motivación para estudiar matemáticas. Puede descargarse completo en este enlace.

lunes, 5 de junio de 2017

Neurociencia y educación

Fuente de la imagen: http://julibe.com

De la convergencia entre los aportes de las investigaciones relacionadas con el cerebro, realizadas por la neurociencia, y el interés de los pedagogos por propiciar y estimular al máximo el aprendizaje, surge el término de “neuroaprendizaje” o “aprendizaje basado en el cerebro”. El interés principal de esta disciplina es la interacción entre el conocimiento del cerebro y el aprendizaje en el aula.

El cerebro activo consume aproximadamente el 20 por ciento de la energía del cuerpo humano para su funcionamiento. Es por ello que, cuando no recibe estímulos que lo inciten a trabajar y activar su funcionamiento neuronal, lo reduce al mínimo: funciones motoras, regulación de la temperatura, la respiración, etcétera.


El neuroaprendizaje se apuesta por la formulación de metodologías de clase que mantengan el cerebro estimulado la mayor parte del tiempo. Un cerebro activo, que se siente desafiado y estimulado, es la materia prima de cualquier aprendizaje significativo.

Por ejemplo, realizar actividades que promuevan la actividad física, o respuestas motoras, además de la simple atención y reflexión, es adecuado para un aprendizaje significativo. Estas actividades podrían ir desde dinámicas grupales hasta la realización de actividades motrices simultáneas mientras se está en clase.

Otra metodología efectiva es priorizar la comprensión de un tema concreto, antes que la cobertura de un conjunto de contenidos medianamente comprendidos. Es preferible profundizar y entender hasta un nivel metacognitivo (es decir, que el estudiante comprenda cómo aprende) un tema determinado, que abarcar un listado de contenidos mínimos en un curso.

Las últimas dos décadas han sido de significativos avances en el campo de las neurociencias. Tanto que hay personas, como la filósofa PatriciaChurchland, que consideran posible la reducción de la psicología a esta otra disciplina del conocimiento. Las investigaciones han hecho valiosos aportes sobre el tejido neuronal y el sistema nervioso. Las polémicas en torno a estos avances han sido de carácter ético. Sin embargo, independientemente de las polémicas, es posible encontrar los elementos positivos que las neurociencias aportan al ámbito educativo y aprovecharlos para fijar aprendizajes significativos.