lunes, 24 de abril de 2017

Esto no es una pipa, de Eduardo Halfon


El escritor guatemalteco Eduardo Halfon recrea en este libro los últimos días de vida del pintor Carlos Valenti, quien se suicidó, como ya hemos dicho, en París, a principios del siglo XX. El libro está estructurado en catorce fragmentos que recorren diferentes matices de la vida del pintor. Cada fragmento corresponde, a su vez, a un narrador diferente y a un cuadro diferente del artista. Además de la narración, la edición incluye la reproducción de estos cuadros que terminan reconstruyendo cada uno de los últimos momentos de su vida.

Halfon utiliza el título del cuadro Esto no es una pipa, del pintor surrealista René Magritte, quien también aparece como un personaje joven, amigo de Valenti. Su narración es la última del libro, y describe cómo Magritte se apropia de una pipa que Valenti dejó tras suicidarse. Pipa que, a su vez, perteneció a un pintor muy admirado por ambos. El libro juega con la posibilidad de que la pipa del cuadro de Magritte sea la misma pipa de Valenti, y la misma de Vincent van Gogh.

En todas las narraciones hay una característica peculiar del carácter de Carlos que logra ser captada. Entre otros narradores, aparece Carlos Mérida, en boca de quien Halfon pone la siguiente declaración:

 “Dígame una cosa, Mérida, su amigo, ¿por lo menos era un buen pintor? Y hoy, tantos años más tarde, mi respuesta mantiene aún toda su validez. Carlos Valenti, contesté, es el más grande pintor de Guatemala”.

Esto no es una pipa. Eduardo Halfon.

También es admirable la recreación que el autor realiza a través de la ficción histórica del ambiente cultural de Guatemala y de París de principios de siglo. Describe por ejemplo las amistades de Valenti con Rafael Yela Günther, Rafael Arévalo Martínez y Carlos Wyld Ospina. En París, Halfon logra retratar ese ambiente cultural e parisino de principios de siglo, sus cafés, frecuentados por los protagonistas del panorama artístico del momento: Pablo Picasso, Piet Mondrian, Diego Rivera, Claude Debussy. Recrea también la personalidad introvertida de Valenti, un tipo al que describe como tímido, ensimismado y sobrio.


El libro es el segundo del autor y sin duda, se trata de un texto memorable y muy recomendable para profundizar en la vida de este atormentado artista de principios de siglo. Junto con Esto no es una pipa, Halfon publicó un texto breve titulado Saturno. En él, Halfon recrea de forma ficticia y personal la carta que en su momento Kafka le escribió a su padre. A su vez, el texto realiza un conjunto de reflexiones en torno al suicidio y al arte. 

Fuente de la imagen: http://www.goodreads.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario