martes, 7 de julio de 2015

¿Qué hace excelente a un profesor?

El reto de la educación a nivel mundial tiene dos caras, o al menos así dice el experto en educación Vikas Pota. Primero, que sabemos que muchos niños están fuera de las escuelas (una cifra que la ONU estima alrededor de 57 millones), y la otra, que los cientos de millones que sí van difícilmente aprenden algo. ¿Cómo cambiamos esto? Uno de los problemas que saltan a la vista es el prestigio y respeto que tenemos por los maestros. Cuando hay discusiones sobre este tema, usualmente regresan a la inversión y política educativa de cada gobierno, pero olvidan un tema más importante: ¿por qué las personas escogen ser profesores como profesión, y cómo atraer a los mejores a optar por esta opción? Su importancia como líderes y educadores es importantísima, pero sabemos poco sobre ella.

De ahí que Pota empezara a recabar información sobre los educadores de todo el mundo. Un sondeo de más de 21 países resalta varios puntos interesantes. El primero, que hay un consenso general de que debemos pagar más a los profesores. Además, muchos de los encuestados tienden a relacionar los ingresos con la destreza y resultados de un profesor. Segundo, que cuando vemos el estatus profesional de los profesores, hay marcadas diferencias regionales. Mientras que en Europa están al mismo nivel que los trabajadores sociales y bibliotecaarios, en un lugar como China, su importancia es mucho mayor, a la altura de médicos profesionales. Y tercero, que los estudiantes suelen tener diferencias de país a país en su apreciación de la profesión que los educa (en China es mucho mayor que en otros países, por ejemplo).

Otros de los hallazgos incluyen que, aunque Finlandia es considerado uno de los países con mejor sistema educacional, está entre los países que menos estatos otorgan a la profesión de profesor. Asimismo, un maestro en China es casi cien veces más respetado que uno en Israel, mientras que uno del Reino Unido es mejor estimado que el de casi cualquier otro país. Este elemento es importante porque invita a pensar sobre cómo atraer al mejor talento a ser educadores y cómo incentivarlos para que se desarrollen como profesionales. En parte, es un primer paso. Obtener información para medir el estatus profesional de los educadores es algo relativamente nuevo, y a partir de ahí, se puede proceder a mejorar en las áreas que así lo requieran.

Esta infografía resume algunos de los hallazgos del llamado índice mundial de profesores, y pueden leer el resto en la página de la Varkey Foundation, de la que Pota es fundador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario