lunes, 30 de marzo de 2015

Cómo expandir nuestra percepción

No, no es una técnica de meditación, sino una rama de investigación que busca conseguir la ampliación de nuestra capacidad perceptiva.


Nuestra percepción de la realidad está limitada por nuestra biología, dice el neurocientífico David Eagleman en esta charla de TED2015. Los colores son un ejemplo fantástico, porque de todo el espectro radioeléctrico sólo percibimos una trillonésima parte, ignorando las incontables señales de rayos gama, ultravioleta, infrarrojo y todas las demás que pasan a nuestro alrededor. Esto sólo para darnos una idea de la pequeña franja de sensaciones a las que nuestra evolución nos ha predispuesto. Pero, ¿podríamos crear nuevos "sentidos" para los seres humanos?

En cierto sentido es algo que ya hacemos dentro de ciertos límites. Por ejemplo, al colocar un implante visual en la retina de personas con cierto grado de ceguera estamos ampliando la capacidad sensorial de una persona que no la tenía. El impedimento biológico es corregido por una cámara que digitaliza una señal visual y un electrodo que la envía al nervio óptico. En corto, "tu cerebro no sabe y no le importa de dónde obtiene su información. Cualquier información que recibe la transforma y resuelve qué hacer con ella," dice Eagleman. Murciélagos que se orientan con el campo electromagnético de la tierra, un sabueso con una nariz hiperdesarrollada y la ecolocación de los delfines son todos ejemplos naturales de la diversidad de capacidades sensoriales que existen en el mundo.

Aquí explica sus ideas (y pueden ver el video con subtítulos)



Lo interesante es que más allá de utilizar la función médica o correctiva de esta tecnología, podemos dar un paso adelante. En su propio trabajo, ha realizado un proyecto sobre sustitución sensorial para sordos junto a su estudiante Scott Novich. Ambos quieren convertir el sonido en una señal que pueda ser interpretada de forma distinta, y aprovechando la tendencia de tecnología portátil y ponible, inventaron este chaleco (ver imagen). La idea es que el sonido sea mapeado por una serie de motores vibratorios, como el de todo teléfono inteligente, y que sea una especie de lenguaje corporal que una persona pueda interpretar. El de abajo es Jonathan, y en el video demuestra cómo, luego de un tiempo, es capaz de tomar palabras que el chaleco "traduce" al lenguaje motor.


Aunque Jonathan no entiende de forma explícita el proceso complejo por el que una señal se convierte en un movimiento, que luego es capaz de interpretar en palabras no lo detiene. La práctica y el uso constante de una tecnología como esta le da una oportunidad más barata y sin la necesidad de una cirugía para que sea capaz de escuchar.

Las posibilidades hacia adelante, y para el aprendizaje son ilimitadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario