lunes, 2 de febrero de 2015

¿Qué significa la igualdad en educación?

Las palabras son poderosas. Nos invitan a inspirar, retar, o nos motivan, pero también pueden ser degradantes o irritantes. Un ejemplo del uso descuidado de las palabras es la frase que titula este artículo - igualdad en educación. Se usa a menudo, pero pocas veces se penetra en su significado. ¿Cómo luce tal igualdad en la práctica?


Una forma de empezar a responder esa pregunta abierta es ver cuál es el pensamiento que viene a la mente inmediatamente.

Para algunos, quizá se trata de igualdad entre niños y niñas. Una buena medida del progreso que se ha logrado en la incorporación de más niños previamente excluidos del sistema educativo ha sido, en realidad, la inclusión de niñas que antes se quedaban en casa haciendo tareas domésticas. Lo mismo que el progreso, también representa un tema con muchos retos: reciben la misma calidad en educación? ¿Tienen las mismas oportunidades de, no sólo empezar, sino continuar con ese proceso y desarrollarse posteriormente?

Para otros, se trata de un asunto de desigualdad económica. En Guatemala, los hijos de padres con un título universitario muy probablemente irán al colegio, mientras que los hijos de quienes no cuentan con educación más allá de la secundaria, aún se ven muy limitados en el acceso que puedan tener a esta vía para el desarrollo personal y, como corolario, para mejorar las condiciones de vida de sus familias.

En nuestro país, ni siquiera llegamos a preguntarnos qué pasa con los alumnos que por alguna discapacidad o requerimiento especial (desde las discapacidades físicas, pasando por el autismo, los trastornos mentales y demás).

Como educadores, el reto es pensar en la manera en que la educación pueda ser diseñada con el objetivo de proveer una experiencia de aprendizaje auténtica para cada alumno, con sus requerimientos y condiciones especiales, en vez de usar un modelo único que no beneficie a nadie del montón. Esto pasa por cambiar nuestro enfoque, pero también por la fusión de técnicas de aprendizaje, la tecnología, las palabras correctas y un entendimiento de que el avance será progresivo.

A manera de broma, este cómic nos hace pensar sobre el tema. Si pedimos a todos los "alumnos" que para medir su desempeño trepen un árbol, estamos a la larga poniendo barreras donde no deberían existir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario