lunes, 19 de enero de 2015

¿Qué pasa cuando los maestros tienen mejores incentivos?


En cada establecimiento, las remuneraciones de los profesores funcionan de forma distinta. También hay una variación que depende del lugar en que se encuentran, la comunidad local, el costo de vida y demás, pero más allá de la discusión sobre números en particular, incentivar a los profesores a hacer su trabajo de la mejor manera trae cuenta para el sistema educativo.

Un estudio que patrocinó la Fundación de Bill y Melinda Gates en Estados Unidos fue el primero en experimentar con los modelos de pago para los profesores y medir su impacto en el desempeño de los alumnos en una escuela de educación media en Nueva York. El salario base de los profesores básicamente se duplicó y se añadió un método de bonos en base a desempeño, que además de dar más remuneración, también exige más de ellos: largas horas de trabajo, clases ligeramente más largas, varias semanas al año de entrenamiento y desarrollo profesional, además de varios procesos de evaluación una vez en el puesto.

Sin embargo, el experimento ha dado resultados. Luego de cuatro años en la escuela del experimento, los alumnos del equivalente a II Básico (octavo grado) mostraron un resultado en matemática mayor al de sus pares un año y medio mayores en escuelas tradicionales. También se desempeñaron mejor en conocimientos científicos en igual proporción y mejoraron su conocimiento de lenguaje el equivalente de medio año de estudios adicionales.

Parece que los incentivos funcionan, pero en parte, también ponen a prueba a los profesionales de la enseñanza. Casi la mitad de los maestros contratados duraron únicamente un año, en parte porque luego de sus evaluaciones no fueron invitados a continuar. Lo lógico de la investigación es que el proyecto investigue cómo evitar que los maestros se "quemen", y que ellos también tengan los incentivos a los que los alumnos son sometidos para mejorar en su trabajo.

Aunque las soluciones no deben entenderse como un modelo que aplica para todas partes, sí hay que tomar el valor de la experimentación. ¿Qué nuevas ideas se podrían aplicar para que los maestro, como los alumnos, estén más motivados para el estudio?

Artículo con información del Wall Street Journal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario