lunes, 12 de enero de 2015

Educación post 2015: las tareas pendientes de las metas del milenio



Entre otras cosas, 2015 es un año que funcionará como parteaguas para medir los logros que se han cumplido respecto a las metas del milenio establecidas por la UNESCO a nivel mundial. La meta en el tema de educación, conseguir que todo el mundo tenga acceso a ese derecho básico, no se logrará a pesar de grandes avances en la materia.

Entre 2000 y 2010, más de 50 millones de niños adicionales fueron inscritos en la escuela primaria a nivel mundial. Una gran mayoría son niñas que ahora están en la primaria y secundaria. Así y todo, la tasa de incremento en el acceso se ha desacelerado desde 2004, a pesar que incluso países con grandes dificultades han avanzado considerablemente. Aún así, aproximadamente 120 millones de menores nunca entrarán al sistema escolar o lo abandonarán antes de su cuarto año, por lo que los retos pendientes serán claves en la agenda de desarrollo post-2015.

La UNESCO ya se manifestó y recomendará a los estados miembros que su próxima meta sea la de garantizar educación de calidad y aprendizaje de por vida para todos, con el propósito de alcanzarla de aquí a 2030. Si suena ambicioso, vale la pena recordar que cuando se establecieron las primeras metas sonaban aún más idealistas y, que aunque aún hoy se cuestiona la efectividad de definir esos acuerdos tan abstractos, que los logros pueden hablar por sí mismos.

El cambio de paradigma es útil, porque aunque aún no se ha cumplido con el acceso universal a la educación, la experiencia de los últimos años resalta algunos aprendizajes:

El enfoque de acceso no ha sido complementado con la calidad del aprendizaje de quienes están en la escuela.

El énfasis en las metas globales impone un modelo estático para todos los países, sin importar el punto desde el cual deben empezar a enmendar sus errores y lograr compromisos de forma local.

Las desigualdades importan: la exclusión de la escolarización es más fuerte entre niñas, en las áreas rurales y entre poblaciones indígenas, además de los menores migrantes, huérfanos, que viven en zonas de conflicto o que tienen discapacidades de algún tipo.

Como mínimo, la discusión pública que generan estas metas es un punto de partida para enfrentar los retos pendientes.

Fuente: UNESCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario