lunes, 9 de diciembre de 2013

Las emociones y sus expresiones

El rostro humano es un sistema de señalización que se entiende casi universalmente. Tenemos señales precisas para nuestras emociones y podemos leer hasta siete emociones diferentes, a un punto de exactitud tan alto como saber si están siendo falsificadas o si son genuinas expresiones.


Estas son

Cólera
Miedo
Tristeza
Asco
Disfrute
Sorpresa
Desprecio

El psicólogo Paul Ekman explica que cada una de estas palabras significa realmente una familia de sentimientos cada una. Considerando la primera, la cólera, se puede decir que es la emoción que más nos mete en problemas. Es una emoción que varía en fuerza, ya que podemos estar desde medianamente molestos hasta manejar una ira incontenible. Además, hay distintos tipos de ira. Podemos tener una que sea por indignación, otra por resentimiento. Hay quienes son pasivo-agresivos también. Pero en total, todas esas variaciones se transmiten a la cara. Y son señales a ser decodificadas.

Es interesante la relación entre las dimensiones genéticas y culturales en este tema. Ekman ha investigado a niños ciegos que muestran las mismas expresiones que niños con visión normal. Como no pudieron copiarlos por haber observado en otras personas, este tipo de estudios demuestra que gran parte de las habilidades expresivas provienen de factores innatos.
Sobre esta base, se construyen algunas diferencias culturales. Por ejemplo, un grupo de participantes chino-americanos en un estudio pudieron leer más fácilmente las expresiones de otros americanos que lo que podían hacerlo al adivinar las emociones de Chinos viviendo en China. Otros estudios similares han sido llevados a cabo en distintas regiones, con la particularidad que siempre es más fácil notar las expresiones faciales de quienes viven en países nuevos que en los de sus lugares de origen.

Está más allá de discusión que hay expresiones faciales universales, como que las sonrisas son equivalentes a la felicidad, los ceños fruncidos a la tristeza y las bocas estiradas hacia abajo de desprecio o disgusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario