lunes, 25 de noviembre de 2013

Idiomas globales


El conocimiento se transmite y viaja a través del lenguaje, pero distintos idiomas tienen distintas particularidades que cualquiera que haya aprendido al menos un par de palabras en varios de ellos puede empezar a notar.

El escritor y lingüista alemán Thorsten Pattberg argumenta que por ello mismo, el futuro verá la creación de una lengua universal o al menos, una competencia por ver cuál será la dominante. Para explicar su idea de que el lenguaje es poder, Pattberg dice que "Si vemos a la historia, cuando San Jerónimo tradujo la biblia hebrea al latín, básicamente acabó con el orden mundial hebreo. La traducción de la biblia latina al alemán que hizo Martín Lutero, abrió camino al desarrollo de los pueblos germánicos"

Ahora, el tema es que actualmente el mundo está seriamente formado por el mundo Occidental, con sus distintivos inglés, francés, español y alemán. Pero más allá de adoptar terminologías básicas como ying-yang y kung-fu (China), dharma y yoga (India) o tsunami y sushi (Japón), la simbología oriental es básicamente ajena a nosotros. Algunas traducciones no existen directamente a nuestras lenguas porque provienen de comprensiones completamente distintas del mundo. Lo mismo podríamos decir con las lenguas minoritarias de nuestros países.

Lo que propone Pattberg es considerar lo mucho que podría enriquecerse el conocimiento moderno si dejáramos por lado la separación entre los idiomas y adoptáramos una idea mucho más cosmopolita sobre el conocimiento y la forma de expresarla. No quiere decir que haya que traducirlos, sino adoptarlos, hacerlos conocidos y cercanos.

¿Qué les parece la idea?

No hay comentarios:

Publicar un comentario