lunes, 9 de septiembre de 2013

Escribir a mano


Escribir a mano es una tradición milenaria que podría estar acabando con la llegada de las tabletas y computadoras a uno de los últimos lugares donde el lapicero y lapiz se imponían, el salón de clases. Pero la tecnología, que está desplazando a los tradicionales BIC y Mongol, también podría darle nueva vida a la escritura a mano.

Incluso en Estados Unidos hay aún una gran variedad de escuelas que abrazan la tecnología y otras donde la instrucción tradicional de caligrafía está regresando. Los propios investigadores aún están averiguando cuál es la mejor forma de enseñar la técnica para que sea más beneficioso para los alumnos. El mismo caso, a un menor grado, ocurre en Guatemala. En primaria y secundaria, sobre todo, teclear las tareas y exámenes difícilmente se ha comenzado a hacer en una computadora. Incluso en algunos niveles superiores, donde destacan medicina, derecho y contabilidad, el día a día se hace en papel tradicional.

Pero antes de la desaparición de la escritura a mano, la tecnología ya está hallando formas de llevarla al siguiente nivel.

Inkly te deja enviar cartas de felicitación desde el iPhone simplemente tománole una fotografía a tus garabatos de una hoja de papel en blanco y añadiéndola a la tarjeta.

Lettrs te deja escribir cartas desde tu teléfono que luego son enviadas desde la base de operaciones de la compañía en Estados Unidos (para otros países es más costoso).

Y por supuesto las tabletas tienen varias opciones para tomar notas a manos con un stylus. Una de las aplicaciones más prometedoras es Livescribe que también produjo su propio lapicero inteligente y lo llevó a la vanguardia del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario