lunes, 30 de septiembre de 2013

5 Clásicos que originalmente fueron rechazados

Cualquiera que ha querido trabajar en un área creativa sabe lo que se siente que todo el mundo le recomiende hacer algo "más productivo", menos riesgoso o que le pregunten "¿Y cómo vas a vivir de eso?". En realidad, cada quien tiene que seguir su vocación y meterle trabajo a algo en lo que tenga ventaja, pero de vez en cuando viene bien algo de apoyo moral.

En este caso, tenemos una lista de clásicos que en un primer momento fueron rechazados por los editores, como para demostrar que a veces cuesta hallar un hogar para el talento, pero siempre hay formas de vencer esos obstáculos.

1. Lolita de Vladimir Nabokov

Ahora un clásico de la lectura y uno de los textos más vendidos (más de 50 millones de copias desde 1955), Nabokov fue rechazado y de forma muy fea por varias casas editoriales. Algunos se preocupaban por las demandas por obscenidad, otros por la posible censura y uno en particular le sugirió a su autor que escondiera el libro bajo una piedra por unos mil años.


2. Juan Salvador Gaviota de J. Bach

Ha vendido 40 millones de copias desde su lanzamiento, pero muchos editores simplemente eran incapaces de concebir cómo un libro que está contado desde el punto de vista de una gaviota podría tener éxito. A veces lo obvio no es tan evidente.


3. El diario de Ana Frank

No es una novela de ficción ni mucho menos, pero el ejemplo impresiona porque a veces la gente pierde el rumbo y no ve lo valioso que puede ser el testimonio tan honesto de una niña de uno de los sucesos más importantes de la historia, el holocausto. El trabajo de los creativos, muchas veces, es recordarnos de aquellas cosas que empezamos a tomar por sentado.


4. Harry Potter

J.K. Rowling pasó de la pobreza a ser una de las mujeres más ricas del mundo gracias al éxito de mercadeo de su serie de libros sobre el joven mago, Harry Potter. Tras 450 millones de copias vendidas, el secreto de su publicación luego de 8 rechazos fue una niña. La hija de 8 años del editor leyó el primer capítulo e insistió con su padre que le diera el resto de la historia. A veces hacen falta ojos frescos para apreciar el trabajo creativo.


5. Rebelión en la granja de George Orwell

La crítica social en forma de fábula que escribió George Orwell lo ha hecho popular en lectores de todas las edades. En su momento, sin embargo, no consiguió publicarla sino hasta después de repetidos intentos. La culpa la tenía la difícil situación política en el mundo y la dificultad de defender una visión tan contundente como la suya: la Unión Soviética era aliado del Reino Unido en que buscaba publicarlo. A veces las verdades incomodan a quienes tienen mucho qué perder de ser éstas ventiladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario