lunes, 25 de febrero de 2013

Rituales tecnológicos




Suele decirse que la tecnología no es solo mejoras y consecuencias positivas. Todo lo contrario, hay ciertas cosas que acarrean problemas, inevitables hasta cierto punto porque todo instrumento tecnológico es diseñado por seres humanos que intentan entender a otros seres humanos... y en ciertas cosas, resulta que a veces nos equivocamos.

Curious Rituals es un libro que estudia precisamente el efecto de la tecnología sobre nuestra postura y nuestra salud en general.

Los ejemplos abundan:

  • Cuando nos encontramos a alguien y estamos utilizando audífonos removemos uno para demostrar algo de cortesía.
  • Intentamos no utilizar el teléfono celular mientras cenamos o almorzamos con alguien más.
  • En los conciertos hacemos una imitación del periscopio, elevando nuestro teléfono y haciendo una panorámica con la mano para tomar una fotografía.

Aparentemente no es un problema únicamente de diseño, sino una cuestión donde el objeto influye la postura y la postura al objeto. Según los autores del libro, "los objetos tecnológicos son domésticados por personas e integrados en sus rutinas diarias. Tics, malabarismos con los dispositivos móviles y posiciones donde ubicarlos son sólo la forma en la que las personas buscan normalizar la tecnología que alguna vez pareció compleja".


El tema no es sólo acerca de los dispositivos móviles que ahora ocupan nuestros días completos y nos mantienen a la vanguardia de muchas posibilidades, educativas y de entretenimiento. También se aplica a otros elementos tecnológicos, como los sensores que hacen que nuestros edificios sean más inteligentes, mecanismos de identificación electrónicos y mucho más.

El libro pueden obtenerlo gratuitamente aquí.

martes, 19 de febrero de 2013

Las historias que contamos

Elie Wiesel: Las personas se convierten en los relatos que escuchan y los relatos que cuentan.


Esta frase fue citada por el siguiente conferencista en el contexto de una charla sobre las historias que estamos construyendo y que se convertirán en nuestro legado. Todos los seres humanos aprendemos por medio de historias, de ahí que la tradición oral haya tenido una gran importancia en la preservación de los relatos que conformaron gran parte de las culturas humanas antes de desarrollada (o popularizada) la imprenta.

Nadie sabe realmente cómo contar un cuento. Hace falta que descubramos cuál es el secreto para que uno llene los requisitos de:

1. enseñarnos
2. entretenernos
3. preservar nuestras ideas
4. promoverlas

Pero en el proceso, podemos seguir intentándolo. Mientras tanto, les comparto la charla, a cargo de Salvador Marroquín:

lunes, 11 de febrero de 2013

Hackeando cómo aprendemos

Cuando Adrián Catalán se dio cuenta que le tocaba aprender a su propia manera empezó a no poner énfasis en un examen. "Empecé a garabatear. No funcionó. Grabé las clases. No funcionó. Pero sí aprendí que tenía que enfocarme". Y con el enfoque se refiere a descubrir la forma en que cada uno de nosotros necesita descubrir cómo aprende.

A este tema se refiere cuando dice que aprendió a "hackear" su educación. Se trata de expandir los límites más allá de lo que siempre nos dicen. Él, por ejemplo, empezó a dar clases a los 20 años a pesar que no se pudo graduar por no lograr dar la talla en matemática. Pero al introducirse al salón de clases en vez de dar cátedra, convertía cada período de clases en una prueba para aplicar el conocimiento.

¿Cómo hackear nuestra educación?


El punto importante es que no hay una sola forma en que todos aprendamos, sino que nos toca aprender a cada uno cuál es nuestra manera y en general, pasa por la experimentación:

Yo aprendí a no tomar alambres eléctricos sin cuidado la primera vez que me electrocuté.

Luego, no hay que perseguir una pasión que no sabemos que tenemos:

En vez de eso, guíen el camino y dejen que su pasión los persiga. Si no conocen qué les apasiona, hagan varias pruebas para descubrirlo.

Y hay que atrevernos a ser diferentes.

Para ver el resto de ideas, les comparto la conferencia de Adrián:




Esta conferencia es parte de una serie de charlas sobre ideas que cambian cómo vemos el mundo, en TEDxYouthUFM.

lunes, 4 de febrero de 2013

Camelias sobre musgo

"La civilización es la violencia domeñada, la victoria siempre inconclusa sobre la agresividad del primate. Pues primates fuimos y primates somos, por mucha camelia sobre musgo de la que aprendamos a gozar. He ahí la función de la educación. ¿Qué es educar? Proponer sin tregua camelias sobre musgo como derivativos de la pulsión de la especie, porque ésta no cesa jamás y amenaza sin tregua el frágil equilibrio de la supervivencia". Muriel Barbery, "La elegancia del erizo".

Cuando leí este libro de Muriel Barbery no le puse atención a esta cuestión sobre qué es educar, pero agradezco que un amigo que la está leyendo ahora haya compartido esta cita. Porque también es parte de la idea general del libro: poner ante todo un énfasis por las cosas bellas y buenas de la vida.

Otra parte que describe una escena de una película japonesa dentro del libro dice así:

El padre conversaba con su hija Setsuko sobre el paseo que acaban de dar por Kyoto, diciendo: “¡Y ese templo del Musgo! La luz realzaba aún más el musgo”. A lo que Setsuko responde: “Y también esa camelia que había encima”. Y el padre: “Ah, ¿te habías fijado? ¡Cuán hermoso era!” (Pausa) En el Japón antiguo hay cosas hermosas. (Pausa.) Esta manera de decretar que todo eso es malo me parece excesiva”.

¡Y qué forma de representar lo que se busca con la educación! Conseguir que una camelia, o una flor bella de la que a ustedes más les guste, sobresalga del musgo que es la actividad del día a día. Educarnos es conseguir que alguna idea florezca y que prospere más allá del verde oscuro de todo el tiempo. ¡Pero qué difícil lograrlo!