lunes, 24 de diciembre de 2012

Memoria de Shakespeare

Hace poco leí un cuento virtualmente desconocido de Jorge Luis Borges, el escritor argentino. Se llama Memoria de Shakespeare y en la intriga, un erudito sobre la vida y obra del gran dramaturgo y poeta inglés recibe la posibilidad de hacerse con la memoria de Shakespeare. Pero el regalo no es tan fácil como obtenerla de un golpe. Al contrario, debe ir descubriéndola, abriéndose paso y "recordando" aquello que el artista había vivido en su época, pero que el personaje que la recibe en realidad no había vivido.

Su primera impresión es de la la gran posibilidad que obtener la memoria de Shakespeare parece representar. Sin embargo, pronto se da cuenta que no obtuvo el genio creativo, ni la inspiración, sólo la memoria. Y acaso es conflictivo porque nunca borró la suya, sino que fue perdiéndola poco a poco a medida que se difuminaba con la del otro.

Cuando lo leí me di cuenta que de entre varios significados que tiene el cuento, uno de ellos es que cuando leemos las obras de otros, en cierta forma nos fusionamos con ellos, crecemos al hacerles preguntas y sacarles las respuestas a los personajes y a los textos. Finalmente, los libros nos permiten vivir las vidas de otros y hacer viajes sin salir de nuestro cuarto o biblioteca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario