lunes, 30 de julio de 2012

¿Cómo cultivar el aprendizaje?

Learning
La nueva cultura del aprendizaje consiste en un proceso de cultivar mentes, similar al de sembrar semillas, con el objeto de que germinen y se conviertan en plantas. El agricultor debe preparar la semilla y la tierra antes de sembrar. Esto es, debe crear un ambiente adecuado para el cultivo. Ahora la pregunta es esta: ¿Cómo cultivamos la imaginación en el siglo XXI? ¿Cuál es el medio ambiente adecuado para este cultivo del aprendizaje? - Giancarlo Ibárgüen
Quizá la mejor forma de enmarcar este comentario es presentando la alternativa. Durante siglos nos hemos enfocado en concebir al alumno como un recipiente en el que vertemos un contenido determinado esperando que retenga la mayor parte. Algo ha cambiado en los últimos años y aunque no hemos resuelto cómo debería lucir un salón de clases que tenga en mente todas las necesidades intelectuales y emocionales de los niños y jóvenes, sí puedo aventurar la siguiente respuesta:
La escuela típica tendrá materiales que apelen a los sentidos de los estudiantes y que más allá del texto (que seguirá siendo importante), estimulará con movimiento, formas y color para que los conceptos se graben en la mente de los chicos. Lo esencial al fondo de esto es que aprendemos más fácil mientras más sentidos estemos utilizando en determinado momento y si el material nos ayuda a mantener la atención el proceso en general es mucho más eficiente.
Utilizando estos materiales, la separación de edades perderá sentido. A medida que se mezclen personas con distintos niveles de preparación se conseguirá un intercambio que hemos limitado en nuestras escuelas tradicionales. La clave aquí es que esa interacción entre grandes y chicos sería voluntaria y como tal, se haría únicamente porque cada quien vería el beneficio de interactuar con alguien que sabe algo distinto que tú, a través de conversar o hacer proyectos conjuntos y sobre todo, a través de la retroalimentación de tus pares.
Todo esto es teniendo en mente que la función de los materiales y el salón deben ser el desarrollo de habilidades para resolver problemas y así, alimentar la creatividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario