lunes, 30 de julio de 2012

¿Cómo cultivar el aprendizaje?

Learning
La nueva cultura del aprendizaje consiste en un proceso de cultivar mentes, similar al de sembrar semillas, con el objeto de que germinen y se conviertan en plantas. El agricultor debe preparar la semilla y la tierra antes de sembrar. Esto es, debe crear un ambiente adecuado para el cultivo. Ahora la pregunta es esta: ¿Cómo cultivamos la imaginación en el siglo XXI? ¿Cuál es el medio ambiente adecuado para este cultivo del aprendizaje? - Giancarlo Ibárgüen
Quizá la mejor forma de enmarcar este comentario es presentando la alternativa. Durante siglos nos hemos enfocado en concebir al alumno como un recipiente en el que vertemos un contenido determinado esperando que retenga la mayor parte. Algo ha cambiado en los últimos años y aunque no hemos resuelto cómo debería lucir un salón de clases que tenga en mente todas las necesidades intelectuales y emocionales de los niños y jóvenes, sí puedo aventurar la siguiente respuesta:
La escuela típica tendrá materiales que apelen a los sentidos de los estudiantes y que más allá del texto (que seguirá siendo importante), estimulará con movimiento, formas y color para que los conceptos se graben en la mente de los chicos. Lo esencial al fondo de esto es que aprendemos más fácil mientras más sentidos estemos utilizando en determinado momento y si el material nos ayuda a mantener la atención el proceso en general es mucho más eficiente.
Utilizando estos materiales, la separación de edades perderá sentido. A medida que se mezclen personas con distintos niveles de preparación se conseguirá un intercambio que hemos limitado en nuestras escuelas tradicionales. La clave aquí es que esa interacción entre grandes y chicos sería voluntaria y como tal, se haría únicamente porque cada quien vería el beneficio de interactuar con alguien que sabe algo distinto que tú, a través de conversar o hacer proyectos conjuntos y sobre todo, a través de la retroalimentación de tus pares.
Todo esto es teniendo en mente que la función de los materiales y el salón deben ser el desarrollo de habilidades para resolver problemas y así, alimentar la creatividad.

martes, 24 de julio de 2012

El futuro de la educación

La innovación tecnológica es usualmente disruptiva y provoca cambios revolucionarios en distintas industrias. El problema actual en la educación es la pregunta breve pero difícil de responder: ¿Qué va a pasar con nuestro sistema educativo?

Muchos pensadores importantes le han puesto atención al asunto, sobre todo en países como Estados Unidos y el occidente europeo, en gran parte debido a los problemas que provoca la crisis económica. Entre ellos me pareció bastante simple pero muy completo el artículo de Bryan Caplan en su blog sobre tres posibles escenarios de los próximos años.

De forma muy resumida, son los siguientes:

El modelo del capital humano

El punto de la educación evolucionará hacia desarrollar habilidades mercadeables para los alumnos. En este caso, el modelo educativo online podrá hacer la tarea a una fracción muy pequeña de los costos actuales y en ese caso, sacarían del mercado a las universidades actuales.

El modelo del estatus

La educación en línea se dedicará a enseñar habilidades fáciles de comercializar en el mercado pero las universidades tradicionales se convertirán en el nuevo club social de moda, como en su momento fueron los country-clubs y las iglesias un poco antes. Este es el modelo menos viable pero hay algunas personas que lo defienden y en ese caso, la educación se convierte en una mezcla entre los dos tipos de industria educativa.

El modelo de señalización

Las escuelas tradicionales son lugares donde el principal beneficio es que los alumnos pueden enviar una señal de que combinan: inteligencia y algunas habilidades sociales y emocionales. La educación en línea sufre de un problema básico, al menos en su proceso de introducción, y es que los nuevos medios tienden a ser deficientes en señalizar alguna o varias de estas habilidades.

En este caso, también tendríamos un modelo de competencia entre varios tipos de educación y el descubrimiento de cuál es el que más funciona tendrá que llegar con el tiempo.

miércoles, 4 de julio de 2012

Los beneficios de la innovación son para todos

Hans Rosling es un investigador fantástico en el mundo de las estadísticas que además, sabe narrar las historias detrás de los números. Además, gracias a Gapminder logra representarlos gráficamente de forma muy sencilla, como para que nosotros hagamos nuestras propias combinaciones y ensayemos nuestras propias hipótesis.

En este conferencia de apenas unos minutos logra precisamente contar cuál es el beneficio último de la industrialización con respecto a las vidas de personas como nosotros, o nuestras madres y abuelas. En el tiempo en que llego la lavadora, para su abuela era básicamente un espectáculo; ponerla a hacer un ciclo de lavado era tan entretenido como un programa de televisión moderno. Para la madre, era una cantidad enorme de horas ahorradas en lavado manual que a partir de ahora, podría emplear esas mismas tardes y noches en leer libros a sus hijos, educarlos y darles tiempo.

De la misma manera que esto se aplicaba en la vida familiar de nuestras antiguas generaciones, la mayoría de innovaciones de la actualidad no son en el hogar sino en el internet. Con esto, quiero decir que las posibilidades son bastante más amplias. Por ahora hemos visto innovación en el área del mercadeo, de la educación y del entretenimiento principalmente. En otras áreas, puede que no veamos el beneficio directo de aprovecharlos aún. En efecto, a veces cuesta conocerlos lo suficiente como para darles un uso productivo. Quizá de lo que se trata es de pensar en los beneficios a largo plazo

Con toda la nueva oferta tecnológica que hoy existe, te invitamos a enamorarte de la lectura, ésta te abrirá múltiples oportunidades de crear nuevos espacios en tu vida para enriquecerla y finalmente, ser feliz.

Esta es la conferencia y tiene subtítulos en español disponibles: