lunes, 31 de diciembre de 2012

Un año con propósito

John Hockenberry es un tipo genial, pero usa silla de ruedas. Así que cada vez que va por la calle o está en la vía pública los niños suelen voltear a verlo y le tienen lástima, cuando le va mal, o son atentos con él, cuando le va bien. El punto es que estas reacciones nunca le gustaron a John porque no toda su vida había necesitado una silla.

Él quería cambiar esta reacción y para lograrlo, experimentó con muchas opciones: sillas más aerodinámicas, vehículos motorizados y demás. No lo consiguió hasta que se topó con una solución fácil de poner en práctica pero difícil de concebir: las ruedas pequeñas del frente de su silla debían incluir un detalle, lanzar luces rojas cuando rodaran. Los niños estaban extasiados. En vez de tenerle lástima apuntaban a su silla diciendo que querían un paseo en ella, o simplemente exclamando lo genial que les parecía.

La diferencia entre su silla original y la nueva era una sola cosa: la intención de cada una de las partes. A esto él le llama diseño, pero realmente se refiere a algo más amplio, el sentido de propósito que tenemos y que damos a las cosas.

Es así que ahora que se acerca el fin de año y el principio de 2013, puede ser buena idea pensar sobre el propósito de las cosas que hacemos con nuestro tiempo y el simple ejercicio de ser más consciente de ellas, nos hará mejores personas.

Hagámoslo en el salón, hagámoslo en casa, con familia y amigos. Vale la pena el intento.

Para saber a dónde llevó la historia de su silla a John Hockenberry pueden averiguarlo aquí.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Memoria de Shakespeare

Hace poco leí un cuento virtualmente desconocido de Jorge Luis Borges, el escritor argentino. Se llama Memoria de Shakespeare y en la intriga, un erudito sobre la vida y obra del gran dramaturgo y poeta inglés recibe la posibilidad de hacerse con la memoria de Shakespeare. Pero el regalo no es tan fácil como obtenerla de un golpe. Al contrario, debe ir descubriéndola, abriéndose paso y "recordando" aquello que el artista había vivido en su época, pero que el personaje que la recibe en realidad no había vivido.

Su primera impresión es de la la gran posibilidad que obtener la memoria de Shakespeare parece representar. Sin embargo, pronto se da cuenta que no obtuvo el genio creativo, ni la inspiración, sólo la memoria. Y acaso es conflictivo porque nunca borró la suya, sino que fue perdiéndola poco a poco a medida que se difuminaba con la del otro.

Cuando lo leí me di cuenta que de entre varios significados que tiene el cuento, uno de ellos es que cuando leemos las obras de otros, en cierta forma nos fusionamos con ellos, crecemos al hacerles preguntas y sacarles las respuestas a los personajes y a los textos. Finalmente, los libros nos permiten vivir las vidas de otros y hacer viajes sin salir de nuestro cuarto o biblioteca.


lunes, 17 de diciembre de 2012

El cine: experiencia de inmersión total


La semana pasada te dimos algunas ideas sobre el cine como herramienta de enseñanza, y curiosamente nos topamos con un video que explicaba la forma en que el cine (la experiencia inmersiva que tenemos ante una gran pantalla) es una de las herramientas más poderosas para capturar nuestra atención.

La atención, por cierto, es un poderoso elemento de la cognición humana porque en la medida en que estemos atentos a algo, más fácilmente recordable será ese momento. La atención logra poner más capacidad cerebral a trabajar, activando más de un sentido y haciendo relaciones entre los estímulos, creando una imagen más vívida que puede ser recuperada en cualquier momento.

Y a pesar que muchas personas creen que la tecnología nos hace multitareas (multitasking), en realidad no podemos hacer muchas cosas de forma eficiente. Cuando mucho logramos ir saltando de una tarea a otra de forma muy rápida.

Esta digresión era solo para enfatizar por qué entrar a una sala de cine nos obliga a prestar atención a una historia: Al no tener distracciones, estar inmersos en la narrativa que tenemos frente a nosotros, logramos no sólo seguir la trama sino ser parte de ella e imaginar un mundo paralelo por completo. Este es el poder del que habla Jason Silva cuando hace este tributo al séptimo arte desde el punto de vista científico:

ATTENTION: The Immersive Power of Cinema from Jason Silva on Vimeo.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Usando el cine para enseñar



"Todas las sociedades y personas crean su identidad en algún tipo de forma narrativa", dice Beeban Kidron al iniciar su charla en TED sobre la visión compartida del cine que su proyecto tuvo al dar inicio en Inglaterra. Ella tiene muy claro que el arte es una forma de buscar una expresión de nuestros valores y las cosas que creemos, como también lo han tenido muy claro otras personas que atribuyen al cine el poder de cambiar las percepciones de la gente.

No es una cuestión directa. Cuando estamos del lado del público hay que descifrar que nos quiso decir el director a través de los actores y los diálogos, lo que no es siempre una tarea sencilla. Pero cuando lo logramos se vuelve inmensamente gratificante.

Por eso mismo podemos pensar que enseñar a través del cine no es sólo una posibilidad sino casi una obligación: pedes dar trabajo intelectual a tus alumnos para que descifren los mensajes, las características de los personajes y extraigan del cine una visión nueva, como lo harían con un libro. Además, siempre es bueno cambiar el material al que nos exponemos para que cada vez seamos más capaces de lidiar con distintos formatos y contenidos.

El mundo está hecho de historias, con sus formas distintas y visiones del mundo cambiantes. Aprovechémoslas como una herramienta para enseñar y aprender.

lunes, 3 de diciembre de 2012

¿El arte se aprende o se enseña?


La semana pasada entrevisté a una amiga que da clases de dibujo y pintura sobre el arte en la actualidad y se me ocurrió comentarlo en este blog porque una de las cosas más descuidadas en la educación de hoy en día es la habilidad humanística: se le pone mucha atención a los números, la física, química y la administración, pero no tanto a la capacidad de expresión.

Decía Ayn Rand que “El (artista) novelista debe descubrir el potencial, la mina de oro, del alma del hombre, debe extraer el oro y entonces crear una corona tan magnífica como su habilidad y su visión se lo permitan”. De hecho, esta fue la cita con la que yo quise cerrar la entrevista que pueden escuchar aquí. Pero el punto va más allá: el arte es una forma para que los alumnos se predispongan a ser más conscientes de lo que piensan antes de expresarlo. Tienen que dominar un tema antes de intentar explicárselo a alguien más o difundirlo por medio de un proyecto creativo.

Ahora, cuando estamos en el salón la gran pregunta es ¿el arte se aprende/enseña o se trae consigo? Ninguna de las dos respuestas es correcta. Hay quienes traen disposición para hacer una cosa mejor que otra, pero esto no quiere decir que cualquier forma de práctica sea inútil. Todo lo contrario, mientras más se ejerciten, mejor técnica pueden llegar a obtener los alumnos.

La idea antes que no sólo lo estudien como usualmente se enseña: primero aprendemos los tipos de columnas griegas antes que aprender la visión que querían transmitir los arquitectos de la época. Pero si invertimos el orden primero generamos el entusiasmo y luego ya podemos trabajar con alguien más dispuesto a ayudarlo a encontrar sus talentos y usarlos a su favor.

Un link alternativo al programa pueden encontrarlo aquí.

lunes, 26 de noviembre de 2012

La forma de las historias que contamos

"No hay razón por la que las formas que tienen nuestras historias no puedan ser introducidas en nuestras computadoras. Tienen formas muy lindas, de hecho", dijo el autor americano Kurt Vonnegut al inicio de este video. En él, trata de la forma tradicional que tienen las historias que contamos, lo cual no necesariamente elimina su magia sino que nos ayuda a explicarlas mejor.

Este es el video y si siguen este link verán una infografía que resume las descripciones que hace Vonnegut.



Contar historias tiene una utilidad grandísima. Nos ayudan a aprender porque hacen que nuestra percepción sea mucho más vívida: incentiva a los sentidos a moverse y a actuar en conjunto. También nos permite separar lo que queremos decir de lo que NO queremos decir, haciendo que el propio proceso de diferenciarlo sea un reto. Y finalmente, nos invita a compartir una cultura, que finalmente nos hace diferentes e individualmente únicos: aunque la estructura de la historia de Cenicienta sea la más usada, esto no quiere decir que Cenicienta sea la única historia.

La magia está en la variación.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Dos formas de conocer el mundo




El tema de la psicología me empezó a interesar con una serie de lecturas que hice durante el año pasado. Uno de ellos, el libro de Daniel Kahneman, Thinking, Fast and Slow, fue quizá el más influyente y que además tuvo resonancia en el trabajo de otras personas que yo continué leyendo. En él desarrolla una teoría dual de cómo conocemos, hablando de dos sistemas: la intuición, que se siente fácil a pesar que también toma parte importante de nuestra potencia cerebral y es rápida, y el pensamiento racional, analítico, costoso y lento.

Cuando escuchaba la entrevista de Rex Jung que comentaba la semana pasada me encontraba con que en gran medida la creatividad de la que habla está en el intercambio entre ambos sistemas. De hecho, otra interacción entre ambos sistemas a la que Kahneman dedica gran parte de su libro es la memoria y su impacto sobre la felicidad, pero me parece que tiene cabida hablar de creatividad. Lo que ocurre es que hasta hace poco, este era un tema que quien hablara de ellos no tenía mucha información con la cual hacer que sus opiniones tuvieran un verdadero fondo.

Por poner un ejemplo, este es un fragmento del libro que les comento:

"El humor evidentemente afecta cómo funciona el sistema 1: cuando estamos incómodos o infelices, perdemos contacto con la intuición. Esto se añade a que el humor, la intuición, la creatividad, credulidad y en general, la capacidad de valernos por el sistema 1, tienden a agruparse. Y al otro lado de la balanza, la tristeza, vigilancia, sospecha y la mentalidad analítica también se unen en grupo. Un humor ligero suelta el control del sistema 2 a cambio de un funcionamiento más rápido: estando de buen humor soy más intuitivo y creativo pero también menos vigilante y más propenso a errores lógicos".

Otros enlaces interesantes de este tema:

El acertijo de la experiencia y la memoria

lunes, 12 de noviembre de 2012

Creatividad y neurociencia




Estuve escuchando un podcast sobre Creatividad y el cerebro humano, una entrevista de Krista Tippett a Rex Jung.

Aunque la especialidad de Jung es la inteligencia en general, ha comenzado a investigar el tema de creatividad, que él define como esas creaciones humanas que reúnen las características de novedoso y útil y que con el auge del llamado "pensamiento integral" cobra suma importancia.

Creatividad e inteligencia


Uno de los temas más interesantes que tratan en el audio de la entrevista es que son distintas las redes neuronales que están involucradas en la inteligencia y en la creatividad.

La conexión entre la parte frontal y la parte trasera del cerebro genera la integración que permite a la inteligencia funcionar bien: y mientras más rápido funcione, mejor.

Pero la historia de la creatividad es más sutil. En regiones particulares, como los lóbulos frontales, debe haber un descenso de la regulación que sus funciones ejercen sobre el resto del cerebro para fomentar el tipo de cognición creativa que permite a un Van Gogh pintar La noche estrellada o a Beethoven componer una de sus sinfonías.

Por supuesto que no se trata de "apagar" regiones de nuestra corteza cerebral, sino de que éstas permitan un juego más libre de conexiones para que los vínculos sean más rápidos. Jung hace la analogía siguiente: La inteligencia es una superautopista que te permite llegar de A a B muy rápido. La creatividad es un proceso más lento donde quieres tomar atajos, desvíos e incluso, algún camino de terracería para llegar, con tal de unificar las ideas de formas no esperadas.

Como este tema tiene tantas implicaciones hablaremos en posts siguientes de qué es eso de "pensamiento integral" que mencionamos al principio y qué implicaciones tiene para actividades del día a día: ¿sirve de algo hacer sesiones de brainstorming? ¿cómo fomentamos la creatividad?

domingo, 28 de octubre de 2012

Ganadores y perdedores en la carrera tecnológica de la educación

La semana pasada comentamos un artículo que enmarcaba la forma en que entendemos los cambios que la tecnología ha provocado en la educación de una forma muy sencilla. Arnold Kling analiza los cursos masivos en línea, el aprendizaje social en línea, las videoconferencias y demás opciones bajo la pregunta de: ¿qué haríamos si sólo tuviéramos un estudiante en el salón?

Tecnologías perdedoras


Hay muchas de estas herramientas que tienen mucho ruido pero entregan pocas nueces cuando se las analiza detenidamente.

Cursos masivos en línea: alto grado de deserción, de todas las personas inscritas los verdaderamente beneficiados son muy pocos.

Juegos en línea: el concepto ha recibido más atención de la que debería porque aunque aprendemos jugando, es difícil implementar una práctica así de forma útil a través de internet. Falta comprender cuál es su verdadero impacto.

Aprendizaje social: crear espacios para que los estudiantes aprendan el uno del otro es algo útil cuando logramos hacer que funcione pero no hemos terminado de entenderlo del todo, así que es prematuro que lo transplantemos al ámbito virtual.

Ganadores


Videoconferencias: han demostrado ser una buena herramienta, sobre todo cuando se adaptan al propósito deseado. Ejemplos clave son Khan Academy y algunos cursos de Udacity en los que se acelera la animación de un pizarrón blanco que acompaña al video.

Como parte de esa línea, el modelo de flipped classroom también ha demostrado ser un ganador porque permite utilizar los recursos y el tiempo de forma mucho más productiva. Para ver un ejemplo en acción recomendamos esta conferencia.

¿Hacia dónde vamos?


Libros de texto adaptivos: El autor se imagina un libro que haga preguntas a los alumnos y que se adapten a los estudiantes en base a ellas, siguiendo un modelo de uno a uno. Un prototipo ha sido desarrollado por el Inquire Project.

Certificación alternativa: gran parte de la contribución de las universidades es certificar que una persona reúne una serie de requisitos. ¿Será que a alguien se le ocurrirá una forma mucho más barata y eficiente de cumplir esa función?

Addendum: Encontré un podcast en el que el autor conversa sobre estos temas (lamentablemente sólo está en inglés). Pueden consultarlo en el sitio de Econtalk.


martes, 23 de octubre de 2012

La educación y el internet




Hay muchas apuestas en la carrera de las nuevas tecnologías y su relación con la educación. Arnold Kling es un profesor de economía que escribió un artículo con opiniones sobre varios elementos de esta nueva ola educativa y da inicio con la siguiente reflexión:

La educación es en ciertos respectos una de las industrias más estancadas de todas. Un granjero de hace 150 años no podría comprender una granja moderna. Un trabajador de fábrica de hace 150 años no podría hacer su trabajo en una fábrica moderna. Pero un profesor de hace 150 años podría entrar en un salón hoy mismo y trabajar sin botar una gota de sudor.

En este artículo quisiera resaltar el punto más general que hace el autor para entrar en detalle en el post de la próxima semana. Se trata de cómo al analizar todas estas tecnologías, a las que ya nos hemos referido con anterioridad, se trata de colocarnos en la mentalidad de: ¿qué haríamos si sólo tuviéramos un estudiante en el salón?

Si lo pensamos tiene mucho sentido, ya que como profesores o maestros no ingresaríamos a un salón de clases y comenzaríamos a dar una conferencia magistral cuando sólo haya un alumno sentado en los asientos. Por el contrario, haríamos una sesión más en la línea de un coach que entrena a sus deportistas, revisando dudas uno a uno y dando retroalimentación relevante.

Es por esto que Kling dice que nos tomemos con calma el ruido alrededor de los cursos masivos de educación en línea porque la mayoría de ellas simplemente toman la conferencia magistral y la hacen disponible de forma masiva, pero entraremos en detalle la próxima semana.

martes, 16 de octubre de 2012

La pedagogía de la arrogancia


El colapso de la academia, como sucedió con la Unión Soviética, vendrá desde adentro y será similar, por ejemplo, a la quiebra de grandes empresas como General Motors. Se debe al sistema burocrático que ha perdido cualquier tipo de contacto con la realidad y con sus clientes: la academia es, también, un participante dentro de la mecánica del mercado.

El costo aproximado para la educación superior en Estados Unidos es de alrededor de $30,000 al año y esa cifra va rápidamente hacia arriba. Sin embargo, el producto final que las instituciones educativas y universidades es, generalmente, de calidad deplorable. Los profesores suelen tener la creencia de que lo que sucede en su clase queda entre sus estudiantes, ellos mismos y Dios. Tienen poco o ningún interés en la satisfacción de sus “clientes” y, por el contrario, creen que como estudiantes no tenemos ni el derecho ni la potestad para evaluar la calidad de enseñanza.

Jeff Sandefer, profesor y fundador del programa de Acton MBA en Entrepreneurship, denomina a este fenómeno como la “pedagogía de la arrogancia” en donde es común escuchar que un profesor diga algo así como: “Yo soy el experto. Yo hablo, tú escuchas, tu repites, yo te felicito y te doy una A”.

Asimismo, él sugiere que si tienen intenciones de hacer una fortuna en los próximos años, que la mejor forma de elegir a nuestra competencia, si queremos tenerla fácil, es elegir a las grandes universidades privadas, a las que sólo les queda la fachada y el nombre. El prestigio es todo lo que pueden ofrecernos.

Quienes puedan ofrecernos un sistema más económico y que no sirva únicamente para mantener a profesores que por haber permanecido en su cátedra por años merecen nuestro respeto y no por el buen cumplimiento de su función. Es necesario que pasemos de una pedagogía de la arrogancia a una pedagogía de la humildad, continuado la utilización de los términos que usó Sandefer.

Esta pedagogía de la humildad se enfoca, no en intentar ser la persona más inteligente del salón, cueste lo que cueste, sino en formular las preguntas correctas. Como estudiantes/consumidores, debemos pagar por el rendimiento y los resultados y no porque asistiremos a una institución de alto renombre y por la obtención de un título.

Habría que preguntarse si queremos un titulo, o verdadero aprendizaje. Yo me voy por la segunda opción.

[Fuente]

lunes, 8 de octubre de 2012

Mejorando la educación en tecnología

Christian van der Henst es un amante de lo digital. Su proyecto Maestrosdelweb.com tiene más de 15 años educando a los latinoamericanos sobre los últimos avances en tecnología y la manera en que podemos aprovechar estas herramientas en nuestra vida o trabajo personal.

El cambio de la web


En esta conferencia, Christian nos explica cómo ha cambiado el panorama de la web en los últimos años.

Pasamos de un 1997 en donde la conexión a internet era muy limitada y los aparatos eran muy anticuados, a uno donde cada vez más personas obtienen su primera computadora por medio de un smartphone, más accesible y usable.

Esto permite que cada vez más personas participen en comunidades educativas en línea, diseñen materiales que le permitan enriquecer su aprendizaje y colabore con personas que se encuentran a larga distancia.

Cursos virtuales


Una herramienta que también se menciona es la alta disponibilidad de cursos en línea que se ha puesto a la disposición del público. La mayor parte de la oferta está actualmente en inglés, pero cada vez más irán surgiendo oportunidades en nuestro idioma.

Aprendamos sobre estas herramientas para sacarles provecho.



lunes, 1 de octubre de 2012

Sobre la censura




Del 30 de septiembre pasado al próximo 6 de octubre se celebra la semana de los libros prohibidos que organiza la American Library Association. El tema de la censura da para mucho; grandes libros de la historia del pensamiento han sido prohibidos porque algunos de sus temas han ido contra la corriente de alguna línea de pensamiento influyente, como la Iglesia o el político de turno.

Charles Bukowski sobre la censura


Uno de los novelistas más directos y claros tanto en sus temas como en su estilo literario de los muchos que produjo Estados Unidos en el siglo XX es Charles Bukowski.

Él dijo lo siguiente sobre la censura y no haríamos mal en tener en mente sus palabras la próxima vez que alguien quiera elegir sobre lo que las demás personas deberían leer:

La censura es la herramienta de aquellos que tienen la necesidad de ocultar realidades de sí mismos y de otros. Su miedo es su inabilidad de encarar lo real, y no puedo ventilar ningún tipo de rabia contra ellos. Sólo siento esta espantosa tristeza. En algún momento, en la forma en que los criaron, fueron protegidos de la totalidad de hechos de nuestra existencia. Fueron enseñados a ver sólo de una de las múltiples maneras que existen.

Del original:
Censorship is the tool of those who have the need to hide actualities from themselves and from others. Their fear is only their inability to face what is real, and I can’t vent any anger against them. I only feel this appalling sadness. Somewhere, in their upbringing, they were shielded against the total facts of our existence. They were only taught to look one way when many ways exist.

¿De qué se trata?


Un libro puede tener tanto lenguaje soez, temáticas polémicas o difíciles de procesar, malas enseñanzas para las personas que los lean y puede invitar a hacer acciones perversas. Pero la censura es la peor manera de resolverlas: ignora que el problema no está en qué material está disponible sino en la forma en que el lector las toma y las procesa.

El libro es una herramienta limitada; hay que apropiarse de él y asimilarlo. No tiene un canal directo al cerebro de las personas que los abren, como asumiendo que el contenido se traspasará directamente.

Estaríamos mejor si nos enfocáramos en formar criterio que en bloquear todos los medios que tenemos a nuestra mano para fortalecerlo y ponerlo en práctica.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Pensamiento disruptivo en la educación


El post de la semana pasada hablaba de cómo podemos aplicar pensamiento disruptivo para cambiar un mercado por completo. Pero esta herramienta también puede utilizarse para hacer cambios significativos en cualquier contexto.

Apliquemos poco a poco los tres pasos:


Identificar la situación:

El sistema de educación secundaria en Guatemala (o en cualquier otro país). La idea es no circunscribirlo demasiado, como si dijésemos al salón de clases, ni ampliarlo demasiado a la educación en general. Es poner límites más o menos flojos al pensamiento disruptivo.

Identificar los clichés:

  • Los alumnos suelen agruparse por grupos de edades
  • Las materias suelen ser ofrecidas como bloques en espacios temporales de larga duración (una hora o más)
  • En un área específica donde coexisten grupos grandes de personas (20-40)
  • Hay un profesor para cada tipo de contenido
  • Hay materias más aburridas que otras
Estos clichés no tienen ninguna carga de valor. Es decir, no quiere decir que sea necesariamente bueno o malo, simplemente es la forma usualmente incuestionable de hacer las cosas.

Ahora el último paso.

Invertir los clichés:

  • Los alumnos no son agrupados por edades.
  • Las materias podrían ser ofrecidas en espacios temporales más cortos o con cortes intermitentes.
  • Podrían formarse grupos de estudiantes más pequeños.
  • Puede haber un sólo mentor para todo el aprendizaje y que no se enfoque en darle contenido sino ayudar al alumno a buscarlo por su parte.
  • Hay materias que tienen utilidad práctica más inmediata que otras

La idea a partir de aquí es que al oponer ideas opuestas pueden favorecer el surgimiento de nuevas oportunidades, este post buscaba realmente incentivarnos a pensar sobre esas alternativas, de las cuales ya hemos comentado en otros artículos y links.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Cómo pensar de forma disruptiva


Luke Williams es autor del libro Disrupt: Think the Unthinkable to Spark Transformation in Your Business. Williams trabajó en una importante firma de diseño en Estados Unidos, llamada frogdesign, y a través de su trabajo como director creativo de esa institución, fue haciendo cada vez más consciente la manera en que la mayoría de nuevas ideas son generadas.

Para él, las ideas son las recetas que guían cómo hacemos las cosas. Y en el mundo de las ideas, hay ideas que cambian una situación de forma incremental, mejorando pequeños detalles poco a poco, y hay ideas disruptivas, que cambian por completo la forma de hacer las cosas, usualmente en plazos cortos de tiempo.

En su libro, él nos da una visión sobre cómo incentivar a los miembros de una empresa a pensar en ideas de este tipo, pero eso no quiere decir que no se apliquen al salón de clases de la misma manera.

El proceso puede describirse ampliamente en 3 pasos:
  • Identificas una situación. Un problema es muy específico, una industria es muy amplia. La situación es una medida que te permite pensar fuera de la caja, pero que pone ciertos límites tácitos al proceso creativo.
  • Identificas los clichés que rigen esa situación. Por ejemplo, el mundo de las sodas se rige porque tienen que ser muy dulces (sabor), muy baratas (costos) y se venden de manera aspiracional.
  • Inviertes los clichés para incentivar a tu mente a mantener ideas opuestas. Esto es con el propósito de invitar ideas que no habías visto anteriormente; no es necesario aceptar exactamente lo contrario a la situación anterior. Siguiendo el ejemplo de las sodas, Red Bull aparece como una marca que no es deliciosa ni mucho menos, tampoco es barata y toda la campaña de publicidad es lejos de aspiracional.

En un próximo post, analizaremos cómo se aplica este proceso al salón de clases con más detenimiento.

Mientras tanto, te compartimos un video en que se resume este argumento con muchos ejemplos interesantes:

lunes, 10 de septiembre de 2012

El poder del debate


La semana pasada estuve de invitado en un torneo de debates entre alumnos de varios colegios de Guatemala.

Algunos de los temas eran:

  • Las drogas deberían legalizarse para su uso médico en pacientes.
  • La edad para emitir sufragio debería elevarse a 25 años.
  • Algunas decisiones que actualmente son políticas de estado deberían pasar a manos de la esfera privada.

Me sorprendió bastante la capacidad de los chicos para trabajar con una idea y pronunciarse a favor y en contra con la misma calidad argumentativa. Lo que ocurre es que hasta que inicia el debate tienen prepararse para cualquiera de las dos alternativas, pero este es un incentivo para ellos frenar el juicio y limitarse a buscar evidencia para cualquier comentario que hagan y luego basar su juicio de valor en eso.

Los beneficios del debate


Además del puro ejercicio argumentativo, el debate también sirve para formar criterio, pulir las habilidades de expresión verbal y corporal y como consecuencia de ello, formar la personalidad.

Otras habilidades que se rastrean a la técnica del debate practicada con constancia son:

  • Capacidad de escucha
  • Pensamiento lógico y crítico
  • Velocidad de respuesta

Para terminar este post, creo que lo mejor que puedo hacer es recomendar la película The Great Debaters, del cual les comparto este clip:

domingo, 2 de septiembre de 2012

Ejercicio y destrezas mentales


John Medina es autor del libro Brain Rules: 12 Principios para sobrevivir y prosperar en el trabajo, el hogar y la escuela. En él, nos presenta varias cuestiones prácticas que deberíamos tener en cuenta en nuestra vida diaria a partir de lo que la neurociencia nos dice sobre el funcionamiento de nuestro cerebro.

Una de las cosas que más impactan de su libro es la frase sobre los espacios en los que usualmente nos desempeñamos:

"Si alguien habría querido diseñar el peor lugar para incentivar la actividad mental de los seres humanos, pudo haber diseñado un salón de clases típico o un cubículo de trabajo".

La razón es que nuestros antepasados desarrollaron sus habilidades cognitivas en un ambiente completamente distinto: la savana africana. Y también, con un ritmo de vida completamente distinto: movilizándose un promedio de 12 km por día. Nosotros con suerte caminamos de nuestra casa al automóvil y del parqueo de nuestro destino al lugar al que nos dirigimos. Al menos Guatemala no es una cultura de caminantes o ciclistas como cada vez más ocurre en otras ciudades.

Quizá esta es la razón por la que los colegios han incorporado programas de educación física a sus alumnos, pero siguen haciéndolo de forma un tanto pobre y no de acuerdo a las necesidades de cada quien. Lo mejor sería que cada estudiante (o padre de familia) tuviera en cuenta los beneficios del ejercicio para el cerebro y decidiera combinarlo efectivamente.

¿Y cuáles son estos beneficios?


  • El incremento de oxigenación despierta y enfoca la actividad mental.
  • El ejercicio actúa sobre la maquinaria molecular del cerebro e incrementa la creación, sobrevivencia y resistencia al daño y al estrés de las neuronas.

De cierta manera, la actividad física y mental no deberían ir separada. Es por eso que muchos programas de edades tempranas (el método Montessori sobre todo) tienen una gran cantidad de estímulos en el área de estudio y trabajo de los niños, para que los límites del aprendizaje no estén tan marcados y las posibilidades sean ligeramente más abiertas que en nuestros salones tradicionales.

domingo, 19 de agosto de 2012

¿Cuáles son los beneficios de aprender un segundo idioma?

En gran medida esta pregunta la podemos responder por nuestro contexto geográfico. Si nuestro primer idioma es el español y nuestra primera opción para el segundo a aprender es inglés, los beneficios son fundamentalmente económicos y de facilidad al aprendizaje: hay muchísimas oportunidades laborales para gente que hable ambos idiomas con fluidez y muchos de los textos y materiales educativos (tradicionales, así como en internet) están primordialmente en inglés.

Pero no son los únicos temas a discutir:

Hay un gran cuerpo de literatura sobre los beneficios cognitivos de ser bilingue. Irónicamente, el artículo que los resume muy generalmente en Wikipedia está únicamente en inglés.

De la misma manera, hablar uno o dos idiomas adicionales al materno amplía significativamente las perspectivas y puntos de vista que uno sostenga sobre múltiples temas, sobre todo culturales. Al aprender un nuevo idioma uno adopta una cierta apertura a cuestiones meta-lingüísticas, es decir, que se vuelve crítico sobre la forma en que aprende. Y esta habilidad es clave para adquirir nuevos conocimientos, pero de forma crítica y bien informada.

Un tema importante también es definir cuándo aprender un segundo idioma. Es casi una perogrullada decir que mientras más joven la persona, más fácil le será aprender un nuevo idioma, pero es cierto. La mayoría de países europeos ponen esto en práctica bastante eficientemente, ya que sus sistemas educativos cubren las necesidades del idioma local y del imprescindible inglés. Esto reduce significativamente la importancia del argumento del costo del aprendizaje que algunos autores norteamericanos han enfatizado.

La ilustración es de The New Yorker y esta es una interesante discusión del tema en ese medio, para seguir leyendo. HT: Tyler Cowen.

lunes, 13 de agosto de 2012

Notas visuales para acelerar la comprensión

La semana pasada participé en un taller para aprender a hacer notas visuales con un grupo de ilustradores llamado Los Garabatti. El propósito es que al incluir un elemento de diseño en tu proceso de atención a un conferencista o una clase lo que logras es que la información no atraviese tu sistema auditivo y, como dicen por ahí, entre por un oído y salga por el otro. Por el contrario, como tienes que confeccionar un cuadro, diagrama o cualquier forma de síntesis, prestas más atención a los elementos centrales de una charla cualquiera.
Les comparto el video de Ken Robinson porque es el que utilizamos para hacer el ejercicio. En él, habla de cómo nuestro modelo de educación no tiene que ser sólo reformado sino revolucionado por completo, para volver a una situación en que los distintos talentos de los niños y estudiantes pueda atarse a lo que les apasiona. Pero para lograrlo, dice Robinson, necesitamos despegarnos de nuestras viejas concepciones sobre lo que consideramos es educación en la actualidad y arriesgarnos a experimentar con modelos más cercanos al alumno.
En fin, la forma visual de mis notas sobre el texto quedó así. [Si dan click a la imagen la verán en tamaño completo]


Lo interesante de este procesamiento visual de la información es que da lugar a múltiples combinaciones. Yo termino incluyendo bastante texto en mis diseños, pero para algunos no es necesario incluir casi nada. También varía mucho qué parte de la información escogerá como lo más importante o lo más ilustrativo. Pero algo es común y es que en la medida en que nosotros mismos procesamos la información que se nos da (en vez de tomarla sólo así) será más fácil darle un sentido y un significado que nos ayude a recordarla.

lunes, 6 de agosto de 2012

De profesores a "profesores de libros"

Hemos hablado bastante de nuevas tendencias en educación y cómo nos hemos orientado cada vez más hacia un verdadero proceso de aprendizaje en vez de limitarnos al viejo esquema de memorización de contenido tradicional.

Alguien podría pensar entonces que con la llegada de la educación en línea y los libros digitales, llega el fin de las escuelas y los profesores. Por eso, en este post hablaremos de cuál es el potencial que tienen tanto los maestros como los bibliotecarios y otras personas que tengan estas inquietudes en mente:

En esta entrevista a Suzanne Schurtz, bibliotecaria de la Universidad de Texas A&M, se me ocurrió preguntar cómo lidiar con la gran cantidad de información que hay en línea y lo que respondió es muy interesante: la alfabetización informática (information literacy) es cada vez más necesaria. Con esto, quiere decir que hay que aprender técnicas para distinguir buenos sitios de otros más dudosos, lugares con referencias confiables y cómo aprender a hallar lo verdaderamente relevante.

Para sintetizarlo, podemos recordar estas cuatro etiquetas:

  • Confiabilidad
  • Actualidad
  • Relevancia
  • Legibilidad

Ella lo explica en este fragmento de la entrevista:

En última instancia, los bibliotecarios aprenderán a ser una especie de guías hacia el mundo de la información que está en múltiples formatos. Como lo explica Grete Pasch en esta conferencia:

¿Qué estarán haciendo los bibliotecarios cuando las bibliotecas estén cerrando? Tal vez pueden convertirse en profesores de libros y así guiarnos en el camino de hallar lecturas que valen la pena.

Tratando de hacer el punto de la forma más breve, creo que lo que intentamos decir es que los profesores deben hallar cuál es su lugar en el futuro de la educación, intentando ser cada vez más como un coach o un entrenador en el mundo del conocimiento.

lunes, 30 de julio de 2012

¿Cómo cultivar el aprendizaje?

Learning
La nueva cultura del aprendizaje consiste en un proceso de cultivar mentes, similar al de sembrar semillas, con el objeto de que germinen y se conviertan en plantas. El agricultor debe preparar la semilla y la tierra antes de sembrar. Esto es, debe crear un ambiente adecuado para el cultivo. Ahora la pregunta es esta: ¿Cómo cultivamos la imaginación en el siglo XXI? ¿Cuál es el medio ambiente adecuado para este cultivo del aprendizaje? - Giancarlo Ibárgüen
Quizá la mejor forma de enmarcar este comentario es presentando la alternativa. Durante siglos nos hemos enfocado en concebir al alumno como un recipiente en el que vertemos un contenido determinado esperando que retenga la mayor parte. Algo ha cambiado en los últimos años y aunque no hemos resuelto cómo debería lucir un salón de clases que tenga en mente todas las necesidades intelectuales y emocionales de los niños y jóvenes, sí puedo aventurar la siguiente respuesta:
La escuela típica tendrá materiales que apelen a los sentidos de los estudiantes y que más allá del texto (que seguirá siendo importante), estimulará con movimiento, formas y color para que los conceptos se graben en la mente de los chicos. Lo esencial al fondo de esto es que aprendemos más fácil mientras más sentidos estemos utilizando en determinado momento y si el material nos ayuda a mantener la atención el proceso en general es mucho más eficiente.
Utilizando estos materiales, la separación de edades perderá sentido. A medida que se mezclen personas con distintos niveles de preparación se conseguirá un intercambio que hemos limitado en nuestras escuelas tradicionales. La clave aquí es que esa interacción entre grandes y chicos sería voluntaria y como tal, se haría únicamente porque cada quien vería el beneficio de interactuar con alguien que sabe algo distinto que tú, a través de conversar o hacer proyectos conjuntos y sobre todo, a través de la retroalimentación de tus pares.
Todo esto es teniendo en mente que la función de los materiales y el salón deben ser el desarrollo de habilidades para resolver problemas y así, alimentar la creatividad.

martes, 24 de julio de 2012

El futuro de la educación

La innovación tecnológica es usualmente disruptiva y provoca cambios revolucionarios en distintas industrias. El problema actual en la educación es la pregunta breve pero difícil de responder: ¿Qué va a pasar con nuestro sistema educativo?

Muchos pensadores importantes le han puesto atención al asunto, sobre todo en países como Estados Unidos y el occidente europeo, en gran parte debido a los problemas que provoca la crisis económica. Entre ellos me pareció bastante simple pero muy completo el artículo de Bryan Caplan en su blog sobre tres posibles escenarios de los próximos años.

De forma muy resumida, son los siguientes:

El modelo del capital humano

El punto de la educación evolucionará hacia desarrollar habilidades mercadeables para los alumnos. En este caso, el modelo educativo online podrá hacer la tarea a una fracción muy pequeña de los costos actuales y en ese caso, sacarían del mercado a las universidades actuales.

El modelo del estatus

La educación en línea se dedicará a enseñar habilidades fáciles de comercializar en el mercado pero las universidades tradicionales se convertirán en el nuevo club social de moda, como en su momento fueron los country-clubs y las iglesias un poco antes. Este es el modelo menos viable pero hay algunas personas que lo defienden y en ese caso, la educación se convierte en una mezcla entre los dos tipos de industria educativa.

El modelo de señalización

Las escuelas tradicionales son lugares donde el principal beneficio es que los alumnos pueden enviar una señal de que combinan: inteligencia y algunas habilidades sociales y emocionales. La educación en línea sufre de un problema básico, al menos en su proceso de introducción, y es que los nuevos medios tienden a ser deficientes en señalizar alguna o varias de estas habilidades.

En este caso, también tendríamos un modelo de competencia entre varios tipos de educación y el descubrimiento de cuál es el que más funciona tendrá que llegar con el tiempo.

miércoles, 4 de julio de 2012

Los beneficios de la innovación son para todos

Hans Rosling es un investigador fantástico en el mundo de las estadísticas que además, sabe narrar las historias detrás de los números. Además, gracias a Gapminder logra representarlos gráficamente de forma muy sencilla, como para que nosotros hagamos nuestras propias combinaciones y ensayemos nuestras propias hipótesis.

En este conferencia de apenas unos minutos logra precisamente contar cuál es el beneficio último de la industrialización con respecto a las vidas de personas como nosotros, o nuestras madres y abuelas. En el tiempo en que llego la lavadora, para su abuela era básicamente un espectáculo; ponerla a hacer un ciclo de lavado era tan entretenido como un programa de televisión moderno. Para la madre, era una cantidad enorme de horas ahorradas en lavado manual que a partir de ahora, podría emplear esas mismas tardes y noches en leer libros a sus hijos, educarlos y darles tiempo.

De la misma manera que esto se aplicaba en la vida familiar de nuestras antiguas generaciones, la mayoría de innovaciones de la actualidad no son en el hogar sino en el internet. Con esto, quiero decir que las posibilidades son bastante más amplias. Por ahora hemos visto innovación en el área del mercadeo, de la educación y del entretenimiento principalmente. En otras áreas, puede que no veamos el beneficio directo de aprovecharlos aún. En efecto, a veces cuesta conocerlos lo suficiente como para darles un uso productivo. Quizá de lo que se trata es de pensar en los beneficios a largo plazo

Con toda la nueva oferta tecnológica que hoy existe, te invitamos a enamorarte de la lectura, ésta te abrirá múltiples oportunidades de crear nuevos espacios en tu vida para enriquecerla y finalmente, ser feliz.

Esta es la conferencia y tiene subtítulos en español disponibles:

miércoles, 27 de junio de 2012

Cómo aprendemos tiene mucho que ver con dónde aprendemos

Construir un colegio o escuela es más que hacer un edificio. Se trata de ver hacia afuera para ver qué ha funcionado y hacia adentro, para intentar descubrir cómo aprenden los alumnos. En efecto, grandes proyectos como Google han tenido todos una etapa en la que se deciden por un ambiente de estudio y trabajo u otro, y nosotros podemos aprender de sus éxitos y sus errores:

IDEO es una empresa de diseño en Chicago. Y sus oficinas se enfocan en facilitar el trabajo compartido de diseñadores, planificadores de estrategias y programadores. También hay un área de café y un jardín. La idea aquí es construir un ambiente alrededor de los proyectos que producen los empleados. ¿Se imaginan cómo sería si nuestros colegios adoptaran este paradigma? Bueno, de hecho el PBL (o aprendizaje basado en problemas) ya es aplicado en varios lugares y facilita el desarrollo de habilidades basadas en los problemas que el alumno (o diseñador) se encuentre en su propio proyecto.

Otro ejemplo del que podemos aprender es cómo Pixar, el famoso estudio de animación, fomenta el intercambio de ideas en su estudio con un diseño que fue creado para lograr que las personas se encontraran espontáneamente en el pasillo. ¿Cómo aplicarlo a nuestra educación? Hay que fomentar distintos talentos y no sólo eso, que esos talentos se comuniquen unos con otros: tal vez a alguien que le guste la matemática y alguien que le guste hacer historias (o películas) puedan colaborar en algo interesante y si no fomentamos esto en el salón nunca lo sabremos.

Quizá no sea en colegios, pero algunas empresas jóvenes (sobre todo tecnológicos) en Guatemala ya empezaron a darse cuenta de estas ideas y a aplicarlas. La educación no debería quedarse mucho atrás.

[HT | FastCompany]

viernes, 22 de junio de 2012

Una nueva cultura de aprendizaje

La educación es una de esas áreas del conocimiento que ha acelerado su evolución con la llegada de nuevas tecnologías. Y es precisamente la multitud de cambios en la forma en que los alumnos aprenden lo que ha obligado a educadores y maestros de todo el mundo a re-pensar la forma en que enseñamos, no sin uno que otro dolor de cabeza.

 En el libro Una nueva cultura de aprendizaje: Cultivando la imaginación para un mundo en constante cambio [Editorial CreateSpace, 2011], los autores Douglas Thomas y John Seely Brown argumentan que ante la llegada de tantos nuevos dispositivos y plataformas quizá sea mejor enfocarse en renovar nuestros paradigmas sobre educación, colocando de nuevo al alumno al centro del escenario y dándole más protagonismo. Thomas dice en una entrevista que nuestras viejas ideas sobre cómo aprendemos nos impiden aprovechar las nuevas formas por las que podríamos incrementar nuestras capacidades.

Una de las ideas revolucionarias de ese libro es pensar en por qué es tan fácil que los niños pequeños se entusiasmen al aprender una cosa nueva, y tratar de explotar esas mismas habilidades en alumnos mayores. En un juego, el propio reto de ganarlo o superar la meta personal hace que la búsqueda de información o formular y responder preguntas sea casi un requisito para lograr cualquier cosa. Se tiene muy presente el por qué de las preguntas que estamos intentando responder y así, la motivación se vuelve mucho más fuerte.

Se podría aplicar este principio en el salón incluyendo juegos o al menos los elementos más importantes del juego: hay reglas, sí, pero dejan cierto lugar a la flexibilidad. También hay un elemento de diversión que nos mantiene motivados y que al mismo tiempo nos canaliza a buscar cada vez mejores respuestas.

Un ejemplo interesante es cuando aprendemos historia o datos de nuestros cursos de sociales por medio de una trivia. Si podemos ganar un juego a través de recordar bien a x o y personaje histórico, es más probable que cuando leamos los libros, prestemos más atención y al cabo de unos días, sigamos recordándonos quién fue, qué hizo y por qué fue importante. Quizá habría que pensar en más casos parecidos para que el aprendizaje no sea momentáneo sino de por vida.

  learn

martes, 19 de junio de 2012

10 formas en que la tecnología está revolucionando la educación

Fabio Sergio, de frogdesign, publicó un interesante artículo sobre 10 formas en que la tecnología está dando una nueva forma a las ideas que tenemos sobre educación y me pareció interesante compartirles algunas ideas. Resumiendo, sus puntos son los siguientes:
  • 1. Aprendizaje continuo: aprender será cada vez más una parte de nuestra vida cotidiana.
  • 2. Leapfrogging educacional: con recursos tecnológicos, niños del mundo subdesarrollado pueden "saltarse el trámite" de asistir a una educación tradicional y ser más eficientes en su educación.
  • 3. Una nueva cepa de "estudiantes de por vida" (y educadores de por vida).
  • 4. Reducción de obstáculos físicos a la educación
  • 5. Un nuevo tipo de alfabetismo: aprender a aprender de software
  • 6. La "larga cola" del nuevo modelo de educación
  • 7. Profesores y alumnos intercambian papeles
  • 8. Sinergia con iniciativas de salud y banca móviles
  • 9. Nuevas oportunidades para instituciones tradicionales
  • 10. Una revolución que lleva a educación cada vez más personalizada.
Creo que los puntos clave realmente son los de educación personalizada y the long tail, que es una idea acuñada por Chris Anderson en la revista Wired en 2004 y que se refiere a la forma en que la distribución estadística de alcance (en este caso de una tecnología) se concentra más en la cola de la gráfica social y no en la pequeña porción que puede permitirse una utilización más intensiva. Eso sí, antes que la tecnología de aprendizaje importa preguntarnos sobre la cultura de aprendizaje. Educación-Tecnología Publicado originalmente en LibroLibertate